Detenido tiene 28 años de laborar para ese Ministerio

Por: Hugo Solano 24 septiembre, 2014
Alfaro, de 53 años, quedó a la orden de la Fiscalía.
Alfaro, de 53 años, quedó a la orden de la Fiscalía.

Un oficial del Ministerio de Seguridad Pública, de apellido Alfaro, fue detenido este miércoles en Desamparados por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como sospechoso de peculado, al usar datos del Expediente Criminal Único (ECU) para otras labores que tenía en una empresa de seguridad privada.

Según informes preliminares de la sección de Fraudes, varios investigadores se encontraban realizando una investigación de una denuncia que les había ingresado y cuando realizaban las diligencias de dicha investigación se percataron que al parecer el sospechoso, de apellido Alfaro, utilizaba los recursos con los que ahí cuentan para trabajos privados.

Presuntamente, Alfaro también trabajaba realizando investigaciones para una empresa de seguridad privada. Como el oficial en su trabajo público tenía acceso a la base de datos del OIJ, supuestamente se aprovechaba de eso para obtener datos de las personas que tenían antecedentes policiales y utilizarlos en las investigaciones que realizaba para la empresa privada.

Esta mañana, luego de dos meses de investigación, los investigadores judiciales allanaron la casa del sospechoso ubicada en Desamparados y ahí lo detuvieron.

Se allanó también su lugar de trabajo en el Ministerio de Seguridad en San Pedro, así como en la empresa privada. En ambos sitios se decomisaron documentos varios en los que se apreciaban nombres de personas que habían sido sometidas a investigación.

También se decomisó una computadora portátil y el respaldo de las computadoras o unidades de trabajo que utiliza el sospechoso en la entidad pública.

Alfaro, de 53 años, quedará con un informe a las órdenes del Ministerio Público, para que se le determine su situación jurídica.

Según un comunicado de prensa del Ministerio de Seguridad, el allanamiento fue por orden del Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José.

Añade que las autoridades judiciales ingresaron a una oficina en la sección de dactiloscopía del Ministerio de Seguridad en San Pedro. El sospechoso labora en esa sección desde hace 28 años.

Tras conocer detalles de la investigación, el Ministerio de Seguridad informó que ha facilitado toda la información necesaria a la Fiscalía de Fraudes con el fin de esclarecer la situación.