16 febrero, 2016
Los troncos estaban preparados para ser aserrados
Los troncos estaban preparados para ser aserrados

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) decomisaron este martes 58 troncos de cocobolo que habían sido cortados sin los respectivos permisos del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

El hallazgo lo realizaron agentes judiciales durante un allanamiento a un complejo de bodegas situado en Barranca de Puntarenas.

Según la información policial, la intervención se realizó tras informes confidenciales que indicaban que un empresario escondía en unas bodegas madera cortada de manera ilegal.

Cuando los agentes llegaron al local y solicitaron la documentación, los encargados del lugar no disponían de los permisos respectivos.

Las autoridades levantaron un acta y dejaron el caso en manos del Ministerio Público para el respectivo proceso por Infracción a la Ley Forestal.

En el sitio, los agentes también localizaron productos químicos mal almacenados, por lo cual también avisaron al Ministerio de Salud por el riesgo para las pobladores de Barranca.

En este caso no hubo detenidos, comunicó la Policía Judicial.

Etiquetado como: