Diligencia se realizó toda la tarde en Jacó, así como en oficinas y casas de abogados en San José

 25 febrero, 2014

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanaron este martes en la tarde las oficinas y la casa de Patrick Vincent Hundley, a quien el Juzgado Penal de Garabito, Puntarenas, dictó el jueves pasado dos meses de prisión preventiva por los delitos de administración fraudulenta y estelionato al, supuestamente, defraudar con $7 millones a varios inversionistas.

Erick Ramos, abogado defensor de Hundley, dijo que solamente fueron decomisados dos documentos de los cuales ya había copia en el expediente.

Ramos confirmó que la diligencia judicial concluyó a las 5:30 p. m. y que fueron revisadas las oficinas y la casa del imputado.

Desde el mediodía hasta las 5:30 p. m. el OIJ allanó las oficinas de Hundley en Jacó, Garabito.
Desde el mediodía hasta las 5:30 p. m. el OIJ allanó las oficinas de Hundley en Jacó, Garabito.

Paralemente, agentes del OIJ también allanaron la oficina y la casa de dos abogados vinculados con este proceso en San José.

Se trata de dos notarios, una mujer de apellido Fernández, de 33 años, y un hombre apellidado Mora, de 56. A ambos se les impuso un mes de cárcel como presuntos cómplices.

El proceso penal, por el cual se impuso cárcel, arrancó cuando varios extranjeros firmaron un convenio con Hundley, para la compra de una finca que mide 15.850 metros cuadrados, que se ubica en el centro de Jacó (Garabito).

Según una denuncia que se presentó a la Fiscalía el 16 de julio del 2013, los inversionistas realizaron aportes mensuales durante año y medio, con la promesa de que cuando se completaran $7 millones una sociedad de Hundley (Jacó Vista Mountain) compraría el inmueble y los financistas pasarían a ser los accionistas de esa sociedad.

Hundley, supuestamente, recibió el dinero, pero el nombre de los inversionistas no fue incorporado a la sociedad.