Por: Carlos Arguedas C. 16 febrero
La Policía tiene un puesto de control en el Kilómetro 35 de Golfito, en la carretera Interamericana Sur. Ahí se revisa para evitar el ingreso de mercancías de contrabando.
La Policía tiene un puesto de control en el Kilómetro 35 de Golfito, en la carretera Interamericana Sur. Ahí se revisa para evitar el ingreso de mercancías de contrabando.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) alertó este jueves por la gran cantidad de pasos ilegales que existen en la frontera con Panamá, que están permitiendo el ingreso de mercaderías de contrabando, de migrantes y de narcóticos.

"Entre las localidades de Piedra Candela en Coto Brus hasta Zaragoza de Corredores, existen al menos 400 pasos no regulados (...) es un frontera muy abierta y muy comercial", denunció Luis Ángel Ávila Espinoza, jefe de la delegación del OIJ en Corredores.

El jefe policial, en una conferencia de prensa dada en San José sobre contrabando, reconoció que en el último año no han desarticulado ninguna red que se dedique a esa ilícita actividad; sin embargo, sí detalló cuáles son las dos rutas que siguen los delincuentes para llevar los artículos hasta el Valle Central.

Precisó que, una vez en territorio nacional, algunos viajan por la carretera Interamericana sur, mientras que otros recurren a la vía que sale de San Vito de Coto Brus hacia Paso Real, luego, todos concurren en Buenos Aires de Puntarenas.

"En la Interamericana existe un puesto de control permanente en el Kilómetro 35 de Golfito, pero en la que pasa hacia Paso Real no existe (...) se hacen controles exporádicos" mencionó.

Luis Ángel Ávila agregó que una de las deficiencias en las revisiones (en ambas rutas) es la inexistencia de escáner (un sistema de revisión no intrusivo que permite saber qué tipo de cosas traslada un vehículo cerrado).

El jefe de la delegación del OIJ dijo que en muchas ocasiones los contrabandos de cigarrillos o licores que llegan a Golfito o Corredores, son escondidos dentro de mercadería lícita que sale del Depósito Libre de Golfito. Señaló que con esos escáner "sería fácil detectar esos traslados".

Discrepancia. Consultado sobre los pasos ilegales, Irving Malespín, jefe de la Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda, dijo que es factible que sea la cantidad que citó Avila, pero advirtió que muchos de esos caminos o trillos son solo para el ingreso de personas y que incluso no pasan vehículos doble tracción.

Malespín discrepó con el jefe del OIJ respecto a la no desarticulación de organizaciones narcotraficantes. "Es factible que no se golpeara a bandas que operan en la zona sur, pero sí se ha detenido a gente que opera desde San José o Cartago", manifestó.

En octubre del año pasado, la Cámara de Comercio Costarricense Norteamericana (Amcham, por sus siglas en inglés) reveló que el comercio de cigarrillos de contrabando deja $26 millones de pérdidas al fisco por año.

En tanto, en julio pasado el Ministerio de Salud había infiormado que por año se pescan cerca de 500.000 productos peligrosos, muchos de ellos medicinas, que ingresan al país de manera ilegal.

Etiquetado como: