Sucesos

11 oficiales de la DIS reciben compensación salarial ilegal

Actualizado el 11 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Policías con 16 años de labores obtienen pago por dedicación exclusiva

Abogada de los oficiales alega que el Estado fue el que ofreció el beneficio

Sucesos

11 oficiales de la DIS reciben compensación salarial ilegal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Agentes de la Unidad Especial de Intervención (UEI), grupo especial de choque de la DIS, participaron en un operativo para decomisar armas en Heredia realizado el año anterior. Agentes de ese cuerpo figuran entre los beneficiados con el sobresueldo. | WILBERTH HERNÁNDEZ/ ARCHIVO

Al menos 11 oficiales de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) reciben una compensación salarial adicional, la cual fue considerada por la Procuraduría General de la República como ilegal.

Se trata del plus de dedicación exclusiva, que se les paga desde el momento de la contratación de los agentes, que se dio en diversas fechas, entre los años 1999 al 2004.

La anomalía fue comunicada al Ministerio de la Presidencia el 18 de mayo del 2012. En setiembre del año pasado, la Procuraduría, a petición de la Presidencia, presentó una demanda ante el Tribunal Contencioso-Administrativo para eliminar el beneficio y que los agentes devuelvan el dinero pagado de más. Esto jurídicamente lo llaman un proceso de lesividad y podría tener una duración de tres años.

Los oficiales fueron notificados durante las últimas semanas sobre el caso, por lo que debieron buscar asesoría legal para contestar el proceso.

Posiciones. La procuradora del Área de la Función Pública, Angie Azofeifa Rojas, comentó que los montos son diversos. Existen agentes que deben reembolsar ¢8 millones, otros tienen que restituir ¢24 millones, cifras que subirán porque se deben sumar los intereses.

La cifra total que se pide sea devuelta supera los ¢100 millones, aunque no se pudo obtener el dato exacto.

Azofeifa explicó que hasta tanto no se tenga una sentencia, no se puede eliminar el beneficio.

La abogada Gloria Navas Montero, representante legal de nueve agentes, afirmó de que no se trata de personas corruptas. Argumentó que fue el Estado el que los buscó, puso los requisitos y los contrató.

“Tenemos pruebas que el Gobierno promocionó esas contrataciones. No fue que ellos las buscaron. Les pidieron requisitos y ellos cumplieron con los requisitos que les solicitaron”, afirmó.

Navas dijo que conoce el caso de un oficial a quien le piden devolver ¢50 millones.

“Es perder la casa. Eso crea incertidumbre”, expresó Navas.

Aunque algunos oficiales, al parecer, intentaron conciliar, la procuradora Angie Azofeifa manifestó que en este tipo de asuntos no está permitido.

Aunque se intentó obtener la opinión del director de la DIS, Mariano Figueres, por medio de la oficina de prensa, informó de que el caso lo está llevando la Dirección Jurídica de Presidencia, cuyo jefe, Marvin Carvajal, está fuera y regresa el próximo lunes.

PUBLICIDAD

Cuestionada. La DIS, creada en 1963 como Agencia de Seguridad Nacional, pertenecía al Ministerio de Seguridad, pero en 1986 fue trasladada, vía decreto, al Ministerio de la Presidencia. En 1994, se le cambio de nombre a DIS.

En la actualidad, cuenta con 175 funcionarios propiamente en la DIS y 68 en la Unidad Especial de Intervención (UEI), grupo policial especializado para operativos de alto riesgo.

En el caso de estos sobresueldo, se pagaron a personeros de ambas unidades policiales.

Las criticas contra la DIS vienen desde mayo del 2013, por los desaciertos en las labores para las cuales fue creada.

  • Comparta este artículo
Sucesos

11 oficiales de la DIS reciben compensación salarial ilegal

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota