27 abril, 2016
El policía, de apellido Núñez, llevaba a los africanos por una ruta alterna en la zona sur para evadir el control policial. | ALFONSO QUESADA.
El policía, de apellido Núñez, llevaba a los africanos por una ruta alterna en la zona sur para evadir el control policial. | ALFONSO QUESADA.

Mientras las autoridades buscan una salida para los africanos varados en la frontera, algunos de ellos deciden no esperar e intentan evadir a la Policía acompañados por coyotes.

La noche del lunes, por ejemplo, la Policía de Fronteras detuvo a un oficial de la Policía de Tránsito, de apellido Núñez, quien transportaba a 10 africanos en una microbús, en La Gamba de Guaycará, Golfito.

La Fiscalía confirmó que se le abrió una causa.

El mismo lunes, la Policía de Migración aprehendió a un libanés (asiático) de apellido Zwein, sospechoso de cobrar $1.800 para traficar a extranjeros desde Paso Canoas hasta Honduras.

El paso de africanos por Costa Rica se hizo notorio por la detención masiva en la frontera, pero no es un asunto nuevo.

Según el Ministerio de Seguridad, entre enero y marzo de este año, han sido sorprendidos 181 africanos en condición migratoria irregular.

Entre tanto, en lo que va del año, Seguridad capturó a 19 supuestos coyotes.