Fuerza Pública aumentó en 300% las acciones en ese cantón josefino

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 13 enero, 2015
El Ministerio de Seguridad Pública envió más vehículos a Desamparados, al tiempo que nombró a decenas de agentes recientemente para combatir el crimen. | MSP PARA LA NACIÓN
El Ministerio de Seguridad Pública envió más vehículos a Desamparados, al tiempo que nombró a decenas de agentes recientemente para combatir el crimen. | MSP PARA LA NACIÓN

La ofensiva que lanzó la Fuerza Pública en Desamparados, San José, durante el 2014 casi triplicó la cantidad de detenidos por drogas en ese cantón, en comparación con el periodo anterior.

Los datos pasaron de 529 aprehensiones por infracción a la ley de psicotrópicos en el 2013 a 1.465 un año después.

Dichos resultados también significaron importantes decomisos de droga, aunque estos no aumentaron al ritmo de las detenciones.

Por ejemplo, mientras en el 2013 se incautaron de 3.821 puchos de marihuana, el año pasado el resultado fue de 4.777. No obstante, los decomisos de esta droga en gramos disminuyeron, al pasar de 787 a 534.

Los hallazgos de cocaína también tuvieron un aumento, al pasar de 376 puntas a 555.

En el caso del crack , los oficiales más bien hallaron menos cantidad, pues se incautaron de 3.054 piedras el año pasado contra 4.206 en el 2013.

Esa situación se explica con el hecho de que los comerciantes de los estupefacientes cada vez cargan menos mercancía con el fin de evadir a las autoridades, según explicó el director de la Fuerza Pública, Juan José Andrade.

“El delincuente que en su momento andaba la droga en la bolsa se empieza a dar cuenta de que está siendo despojados por la Policía y es cuando entran segundos o terceros”, señaló Andrade.

Desamparados es uno de los sectores al sur de San José que el año pasado fue golpeado por una seguidilla de asesinatos atribuidos al crimen organizado.

De acuerdo con un informe divulgado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), los crímenes en ese cantón josefino se duplicaron entre el 2013 y el 2014, al pasar de 22 muertes a 43.

La estrategia. Según explicó Andrade, la Policía ha movido hacia Desamparados más recursos de distintas unidades especializadas, con el fin de atacar principalmente el narcomenudeo y los delitos contra la propiedad.

El jefe policial detalló que las operaciones crecieron un 300% y se realizan de acuerdo con el análisis de los “mapas de calor”, que revelaron una incidencia criminal en zonas como parques, paradas y escuelas.

“Aumentó la presencia policial y sigue aumentando; de hecho, hoy estamos incorporando a 60 nuevos policías en Desamparados”, dijo Andrade.

Agregó que entre los detenidos hay alrededor de un 30% de reincidentes.

El director de la Policía reconoció que estas acciones no tienen un impacto directo en bajar los asesinatos atribuidos a grupos organizados.

“Esos no son homicidios azarosos, sino que obedecen a una planificación y a relaciones comerciales. Nosotros somos disuasivos, hacemos contención y decomisos de armas de fuego (...), pero a la par de todo este esfuerzo hay un componente de investigación que es importante.

”Lamentablemente, las estructuras en Desamparados siguen, son más cautas en razón de la presencia policial, pero cuando hay una persona que va a ser ejecutada, posiblemente vaya a morir. De ahí la importancia de que las investigaciones avancen”, indicó Andrade.