Por: Rónald Moya 27 agosto, 2014

No es la primera vez que el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) afronta líos por designar jefes o empleados sin los requisitos establecidos en la ley.

En el 2010, la Fiscalía investigó al jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera del ICD, de apellido Quirós, por el uso de un título universitario supuestamente falso, que lo acreditó para el desempeño del cargo.

Según las pesquisas, Quirós se acreditó como profesional con base en títulos que, aunque eran falsos, fueron validados por el ICD.

Quirós renunció a mediados del 2011 en medio de las pesquisas de la Fiscalía. Mientras ejerció, tuvo a cargo a 12 funcionarios, dedicados a administrar bienes y dinero decomisados al narcotráfico.

En abril del 2011, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) pidió intervenir el Instituto a raíz de un informe de la Auditoría Interna que reveló nombramientos de investigadores de lavado de dinero sin requisitos.

Francisco Segura, subdirector el OIJ en ese momento y representante de ese cuerpo policial en la Junta Directiva del ICD, reveló que tres oficiales de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) no contaban con experiencia para esos puestos.

Etiquetado como: