Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 1 septiembre, 2015

El Gobierno de Nicaragua devolvió a Costa Rica a un iraní investigado aquí por estafa y quien se había fugado mientras estaba internado en el Hospital CIMA, en San José.

Se trata del extranjero Cyrus Anoushirvan, quien huyó del centro médico el 1.° de abril de este año, pese a que tenía custodia de la Fuerza Pública.

Él se encontraba hospitalizado desde mayo del 2014 porque padece el llamado síndrome pospolio. Se le había concedido arresto domiciliario como medida cautelar.

Un día después del escape, al emitirse una alerta internacional, la Policía de Nicaragua lo apresó cuando portaba documentos falsos.

La entrega del extranjero se hizo el sábado. | LA NACIÓN.
La entrega del extranjero se hizo el sábado. | LA NACIÓN.

Gioconda Ubeda, directora Jurídica de la Cancillería, explicó que, desde la recaptura, el Ministerio Público presentó una solicitud de extradición.

La Cancillería había procedido a realizar las gestiones ; sin embargo, el Gobierno nicaragüense aplicó otra medida.

“Como ingresó de manera irregular (al país vecino), hicieron una expulsión administrativa. Entonces, Migración de Nicaragua se lo entrega a Migración de Costa Rica, que es el país desde el cual llegó”, comentó Ubeda.

La Fiscalía informó de que Cyrus fue entregado en la frontera de Peñas Blancas, el sábado pasado, a las 11 a. m., en presencia de un fiscal de la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales del Ministerio Público, en San José.

Ayer se inició una audiencia en San José, en la cual la Fiscalía solicitaría prisión preventiva y, además, pediría que la medida se cumpla en una cárcel.

Al foráneo se le investiga por siete delitos de estafa mayor en perjuicio de una persona, quien manejaba fondos de inversionistas estadounidenses. La estafa fue por $6,3 millones.