Por: Carlos Láscarez S. 4 diciembre, 2013

Una nicaragüense de apellido Narváez fue arrestada ayer por oficiales de la Fuerza Pública de Santa Cecilia de La Cruz, Guanacaste, como sospechosa de transportar pólvora ilegal.

La detención de la mujer ocurrió dentro de un autobús procedente de Nicaragua.

De acuerdo con la Policía, ella traía la pólvora oculta en su bolso y en maletas que mantenía debajo del asiento.

En total, le decomisaron 2.487 unidades, por las cuales no pagó impuesto alguno.

Tras su arresto, la foránea fue remitida a un Tribunal de Flagrancia, donde espera un juicio.

El decomiso ocurrió un día después de que el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) anunció las acciones que emprendería contra la venta y distribución de pólvora.

En lo que va del año, se han decomisado 87.500 unidades de pólvora llamada “espantasuegras”, 9.735 bombetas, 4.410 triquitraques y 11 cuartos de dinamita. La Policía detalló que el año pasado decomisó 35.908 bombetas, 750.676 triquitraques y 1.174 cuartos de dinamita.