Policía Judicial informó de que monto del fraude asciende a ¢22 millones

Por: Carlos Arguedas C. 4 septiembre, 2013

Una mujer de 54 años, que simuló ser abogada para estafar con remates falsos, fue detenida ayer martes por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

La mujer, de apellido Sibaja, de 54 años, figura como socia en 66 sociedades que aparecen vigentes en el Registro Nacional. A ella, la Fiscalía le abrió una causa por ser sospechosa del delito de estafa. | OIJ PARA LN
La mujer, de apellido Sibaja, de 54 años, figura como socia en 66 sociedades que aparecen vigentes en el Registro Nacional. A ella, la Fiscalía le abrió una causa por ser sospechosa del delito de estafa. | OIJ PARA LN

La captura la hicieron los agentes judiciales durante el allanamiento a la casa de la sospechosa, de apellido Sibaja, en Sabanilla de Montes de Oca, San José.

Hasta el momento, las autoridades judiciales han recibido nueve denuncias.

El monto del dinero estafado asciende a ¢22 millones, de acuerdo con la información policial.

La implicada fue puesta a la orden del Ministerio Público, que le abrió un proceso judicial por ser sospechosa del delito de estafa.

En el Código Penal, en el artículo 216, se castiga con prisión de seis meses a 10 años a quien obtenga un beneficio patrimonial induciendo a error a otra persona por medio de la simulación de hechos falsos.

Caso. El OIJ informó de que, al parecer, la imputada cometía los delitos desde el año 2010.

Sin embargo, la primera denuncia se recibió hasta en el 2012, cuando arrancó la investigación.

Con fundamento en el relato de los afectados, las autoridades determinaron que la mujer utilizaba un mismo modo de operar.

La sospechosa, en todos los casos, afirmó que era abogada y que fue escogida por una entidad del Estado para participar en remates de artículos decomisados, como pantallas de televisión, vehículos, propiedades y otros bienes.

Para ganarse la confianza, le ofrecía a la víctima concursar en un remate, que en principio era de pantallas. Ella solicitaba una suma baja de dinero para participar, pero luego devolvía el aporte argumentando la suspensión del remate.

Tiempo después contactaba al afectado y le informaba de que se iba a realizar otro remate. En esta ocasión, para poder ser un oferente se necesitaba una suma de dinero más alta, que oscilaba entre ¢100.000 y ¢2 millones, comunicó la Policía Judicial.

Enganche. Ese dinero, que ella pedía era una “prima o enganche” y siempre solicitaba que le fuera depositado en una cuenta bancaria de diferentes entidades.

Los afectados, debido a que pasaba el tiempo y no recibían el bien, buscaban a la mujer para tratar de conocer qué había sucedido.

La Policía informó de que las víctimas comentaron que la mujer siempre ponía una excusa.

Los perjudicados dijeron que ella les decía que el trámite tardaba mucho tiempo, o bien que aún no había salido a remate.

Luego de unos días, los afectados insistían y de nuevo obtenían como respuestas nuevas excusas.

Debido a esos atrasos, fue que los ofendidos presumieron de que era una estafa, y por eso acudieron a poner la denuncia ante la Policía Judicial.

Las autoridades dijeron que Sibaja es una técnica en Bibliotecología y en el Registro Nacional aparece como socia en 66 sociedades.

El Organismo de Investigación Judicial presume que en este caso pueden haber más personas afectadas. Por eso, el OIJ recomienda que acudan a poner la respectiva denuncia.

Etiquetado como: