Otro extranjero detenido el mismo día podría correr igual suerte en las próximas horas

Por: Hugo Solano 8 junio

El ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata, ordenó la expulsión del país de un supuesto marero detenido el miércoles en la tarde por la Policía Municipal en el centro de San José.

Se trata de un sujeto de apellidos Alfaro Muñoz, de 26 años, oriundo del barrio La Vega de San Salvador, El Salvador.

Alfaro fue sorprendido entre un grupo de vendedores ambulantes en San José. En su cuerpo tiene numerosos tatuajes muy usados por pandillas salvadoreñas como la Mara 18.

Dos supuestos integrantes de maras salvadoreñas detenidos el miércoles abandonarían el país en las próximas horas.
Dos supuestos integrantes de maras salvadoreñas detenidos el miércoles abandonarían el país en las próximas horas.

El detenido registra antecedentes por delitos como hurto agravado, posesión de armas prohibidas y extorsión.

El ministro Mata ordenó anularle su permiso de turismo y deportarlo, por lo que permanece bajo custodia policial a la espera de su expulsión del territorio costarricense.

Alfaro había entrado al país por Peñas Blancas, La Cruz de Guanacaste, el 13 de febrero de este año.

Otro salvadoreño, detenido al mismo tiempo que Alfaro, permanece detenido y su situación migratoria bajo estudio.

Este segundo individuo, de apellido Alvarado, de 29 años, solicitó refugio tiempo atrás, pero no se presentó a la audiencia que le fijaron para conocer su caso.

Ayer miércoles fue notificado de esa situación y no se descarta que también sea expulsado de Costa Rica próximamente, dice un comunicado de prensa del Ministerio de Seguridad Pública.

Alvarado ingresó al país, procedente de Nicaragua, el 20 de setiembre del 2016.

Etiquetado como: