Por: Carlos Arguedas C. 31 julio
En junio pasado, los oficiales de la Policía Municipal de San José detuvieron a un marero salvadoreño , quien ya fue expulsado del país. | MSP PARA LN/ARCHIVO
En junio pasado, los oficiales de la Policía Municipal de San José detuvieron a un marero salvadoreño , quien ya fue expulsado del país. | MSP PARA LN/ARCHIVO

La posibilidad de que miembros de las maras salvadoreñas ingresen al país es un asunto que preocupa a las autoridades de Migración.

Gisela Yockchen, directora de la entidad, calificó la problemática como seria, pues dijo que muchos se presentan a los puestos fronterizos y, de inmediato, solicitan refugio.

“Sabemos que muchos de ellos tienen compromisos con pandillas. Sin embargo, se hace un trabajo de inteligencia policial bastante efectivo, procurando respetar el debido proceso, pero aplicando una estrategia que venga a procurar la seguridad del país” , expresó.

Cifras de Migración y Extranjería detallaron que en el 2016 hubo 1.593 solicitudes de refugio de centroamericanos, de las cuales, 1.436 eran de salvadoreños. Este año, hasta abril, se acumularon 587 peticiones (493 son salvadoreños).

Sin embargo, en el 2016 fueron aprobadas solo 335 (306 de salvadoreños) y este año se contabilizan 50 (40 eran de salvadoreños).

El alto rechazo se debe a que no cumplen con las normas. “Dicen que vienen huyendo, pero al hacer el análisis no se puede verificar lo que dicen (...). Tienen que demostrar que son perseguidos. En las entrevistas hay incongruencias”, dijo Esteban Obando Ramos, subdirector de Migración.

Un caso. El 7 de junio pasado, los oficiales de la Policía Municipal de San José detuvieron a dos mareros salvadoreños, quienes ingresaron como turistas por Peñas Blancas, en La Cruz, Guanacaste.

Uno de apellido Alfaro, de 26 años, pasó el control fronterizo y, cuando se le revisó en San José con más detalle, se supo que tenía en su país antecedentes por hurto agravado, posesión de armas prohibidas y extorsión.

La captura de estos dos extranjeros se produjo en un operativo de rutina de los agentes municipales.

Gisela Yockchen comentó que precisamente esos dos salvadoreños figuran en una lista de 33 extranjeros que fueron deportados, expulsados o rechazados, entre el 17 de mayo al 21 de julio de este año.

Esa medida migratoria se adoptó porque se estimó que esas personas tenían perfiles peligrosos, podrían ser un riesgo para ciudadanía y lo mejor era que salieran del país.

LEA MÁS:
Etiquetado como: