Sucesos

Condenadas por delitos de drogas

Tres madres indultadas corrieron para abrazar a hijos

Actualizado el 14 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Mujeres también planean visitar la iglesia y asistirán a hospitales

Laura Chinchilla sancionó ley para bajar pena por meter droga a cárceles

Sucesos

Tres madres indultadas corrieron para abrazar a hijos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Qué será lo que harán cuando salgan de la cárcel? Tres reclusas indultadas ayer coincidieron en su mayor deseo: abrazar a sus hijos.

Este martes fue el último día de prisión de tres madres, que recibieron el perdón de la pena por razones humanitarias y por padecer alguna enfermedad.

Las beneficiadas son Olga Virginia Bonilla Gómez (52 años), Inés Virginia Quesada Aguilar (57) y Marta Isabel Chaves Benavides, de 50. Ellas fueron condenadas a penas de entre seis y ocho años. Son vecinas de Cartago, San Carlos y Limón, respectivamente.

Marta Isabel Chaves Benavides, de 50 años, descontaba en El Buen Pastor una pena de ocho años por venta de drogas. Esta vecina de Limón recibió ayer el indulto, tras estar dos años y dos meses presa. |  ALBERT MARÍN.
ampliar
Marta Isabel Chaves Benavides, de 50 años, descontaba en El Buen Pastor una pena de ocho años por venta de drogas. Esta vecina de Limón recibió ayer el indulto, tras estar dos años y dos meses presa. | ALBERT MARÍN.

La presidenta Laura Chinchilla anunció ayer el indulto, a la 1 p. m., durante una actividad en la cárcel El Buen Pastor, en San Rafael Arriba de Desamparados, en la que hubo presentaciones de grupos folclóricos, de hip hop y hasta un bailongo que puso a sudar a jerarcas.

En la actividad, Chinchilla también firmó, en medio de gritos y aplausos, la reforma a la ley de psicotrópicos para rebajar las penas de prisión a las mujeres que introduzcan droga en las cárceles.

Esa legislación ayudaría a unas 130 mujeres, cuyos casos son estudiados por la Defensa Pública.

Chinchilla mencionó que el 7% de la población carcelaria son mujeres y explicó que ha habido un fenómeno de “feminización del narcomenudeo”.

“Aquí no hay reinas del sur, aquí hay cenicientas del narcotráfico. Hay mujeres en condición de vulnerabilidad que llegan a momentos de desesperación y para llevar bocado a sus hijos venden droga. Este aislamiento (en prisión) es un doble castigo: se les separa de la sociedad y de sus familias e hijos”, expresó la mandataria.

Felices. Olga e Inés llevaban un año y nueve meses en prisión, mientras que Marta Isabel tenía dos años y dos meses.

“Mis hijos son ocho; no tengo cómo llamarlos ahorita. Quiero ir a mi casa, y a la iglesia, a darle gracias a Dios, y después al hospital para que me revisen las piernas”, dijo Olga Bonilla.

Inés manifestó: “El indulto representa un regalo del Altísimo. Yo fui madre soltera y saqué adelante a mis seis hijos. Lo primero que haré es correr a los brazos de mis hijos y apapachar a mis 11 nietos, que amo y extraño”.

PUBLICIDAD

Marta Isabel expresó: “Esto es un milagro. Tengo seis hijos varones. Ahora, me dedicaré a mis hijos, que es lo que más amo. Hoy (ayer) uno de ellos está cumpliendo años”.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Tres madres indultadas corrieron para abrazar a hijos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota