OIJ y Fuerza Pública entraron desde las 8:40 p. m. a la casa de los familiares y de varios vecinos para ubicar pistas

 14 julio, 2014
La madre de la niña desaparecida (de rojo) y dos hijos de ella, acompañados por funcionarios del PANI a su ingreso a la Fiscalía.
La madre de la niña desaparecida (de rojo) y dos hijos de ella, acompañados por funcionarios del PANI a su ingreso a la Fiscalía.

Este lunes ha sido de constantes diligencias policiales en torno a la desaparición de la menor Yerelyn Guzmán Calvo, de 6 años, quien salió de su vivienda el viernes pasado, en Santa Rosa de Santo Domingo. A las 8:40 p. m. unos 15 agentes del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) y ocho del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegaron a la casa de la familia y a viviendas vecinas, en procura de indicios.

Los agentes, acompañados por un juez y un fiscal, entraron en varias casas que quedan al fondo de una calle de lastre en el barrio San Martín de Santa Rosa.

A unos 75 metros de ahí un grupo de vecinos, abrazados, realizaba una oración para rogar porque aparezca la menor.

En horas de la tarde, alrededor de las 3:40 p. m. agentes del OIJ trasladaron a las Fiscalía a la madre de la menor desaparecida, así como a dos menores, hermanos de Yerelyn, que fueron acompañados por personal del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Lo anterior en procura de un rápido desenlace de la situación que mantiene en vilo a las autoridades, así como a la población en general ante la expectativa de lo que pudo haber pasado desde el viernes a las 7 p. m. cuando se alertó sobre la desaparición de la niña.

Agentes del GAO colaboraron en las búsqueda de indicios en Santa Rosa de Santo Domingo, Heredia.
Agentes del GAO colaboraron en las búsqueda de indicios en Santa Rosa de Santo Domingo, Heredia.

De momento, el único sospechoso es un hombre de apellido Guzmán, quien fue detenido por la Fuerza Pública el sábado anterior.

Guzmán fue liberado horas después por falta de pruebas. Sin embargo, la Fiscalía de Heredia solicitó colaboración a la Policía de Migración para que se emitiera una alerta en las dos fronteras del país, de manera que se impida la posible salida de la menor.

Según un comunicado del Ministerio Público, la Fiscalía de Heredia entrevistó a los dos hermanos de la niña desaparecida, quienes refirieron que en las últimas semanas habían estado recibiendo abusos por parte de Guzmán, quien es primo hermano del padre de los menores.

En razón de ello, la Fiscalía ordenó la detención del sospechoso, pero por el delito de abuso sexual contra persona menor de edad. En este momento el hombre se encuentra detenido.

Los cargos que se le imputan son por abuso sexual, y no por el secuestro o desaparición de la niña, pues por este último caso no existen suficientes elementos de prueba contra él.

Este lunes, a las 9:30 p. m. las autoridades seguían sus pesquisas en Santa Rosa.