Desde las 8 a. m. unos 30 oficiales del OIJ incursionaron al edificio municipal donde decomisaron computadoras y expedientes

 23 mayo, 2014

Cerca de unos 30 efectivos de la sección de fraudes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) intervinieron a las 8 a. m. de este viernes la Municipalidad de Osa.

Informes del OIJ revelan que se trata de una investigación por presuntos casos de corrupción en algunas contrataciones de empresas y personal.

Los agentes cerraron portones y oficinas y el personal fue trasladado a la sala de sesiones del edificio municipal, donde al mediodía seguía la investigación.

Al momento de la intervención el alcalde, Alberto Cole, no se encontraba en su despacho.

La Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción dirige ese allanamiento, así como otro en la empresa Sociedad Topográfica Catastral A y C S.A., ubicada en una casa en Osa.

En un comunicado de prensa de la Fiscalía, se informa que las diligencias intentan recabar pruebas para una investigación por delitos de peculado y nombramientos ilegales.

Al parecer, el alcalde de Osa se autoreconoció el pago de prohibición de su componente salarial, esto a pesar de que su grado académico no lo hacía merecedor de tal reconocimiento.

Asimismo, se investiga si el funcionario realizó o no nombramientos ilegales a funcionarios de la Municipalidad. También se indaga si, de manera irregular, favoreció a una empresa para que recibiera elevados pagos con fondos públicos pese a no cumplir con los servicios para la cual fue contratada.

Otra de las líneas de investigación tiene que ver con la supuesta autorización, por parte del alcalde y de los regidores municipales que integraban el Concejo entre el 2007 y el 2010, de segregar y vender dos terrenos que originalmente formaban parte de una finca registrada a nombre de esa municipalidad.

Las personas investigadas son el alcalde actual y 11 personas más que fungieron como regidores entre el 2007 y el 2010.

Los agentes solicitaron a los empleados municipales dejar sus labores mientras se realizó la investigación.
Los agentes solicitaron a los empleados municipales dejar sus labores mientras se realizó la investigación.

Durante la mañana los agentes secuestraron algunos expedientes de varias oficinas y estarían en espera de la orden judicial para el secuestro de otros informes y computadoras.

Este viernes los vecinos no tuvieron acceso a los servicios que se prestan en este edificio municipal.

(Información en proceso, actualizada a la 1:10 p. m.)