Por: Carlos Arguedas C. 1 febrero, 2016

Limón. Los pescadores limonenses utilizan un improvisado lugar, a un lado del río Cieneguita, para llevar el producto desde las embarcaciones a los vehículos.

Heiner Méndez Barrientos, asesor legal del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), explicó que, desde agosto pasado, cuando se prohibió el desembarque en el muelle de Portete, los pescadores quedaron sin un sitio adecuado.

Resaltó que se espera que en un mes, tengan acondicionado un sitio en Cieneguita para el traslado de la pesca. “Coordinamos con la Municipalidad de Limón y Senasa para que nos autoricen tener una zona de descarga temporal con las condiciones necesarias”, comentó.

Méndez expresó que el lugar ideal es Portete, pero admitió que hasta que no se resuelva la situación jurídica, no se puede usar.

Félix Sánchez ayudó a descargar, el martes anterior en Cieneguita, el pescado que capturó la lancha Don Kincho, la cual por el tamaño no podía aproximarse hasta donde se pasa a los vehículos. | ALONSO TENORIO
Félix Sánchez ayudó a descargar, el martes anterior en Cieneguita, el pescado que capturó la lancha Don Kincho, la cual por el tamaño no podía aproximarse hasta donde se pasa a los vehículos. | ALONSO TENORIO

Según el funcionario, paralelamente, se coordina con el municipio para crear una zona pesquera permanente cerca de Portete (detrás del hotel Malibú Caribe), la cual, según dijo, es propiedad municipal apta para el atraque de embarcaciones .

En tanto, el abogado Álvaro Moreno Gómez, exdirectivo de Incopesca y quien representa a cinco implicados por las construcciones ilegales en Portete, afirmó que en el Caribe no hay otra zona como Portete para una terminal pesquera. “Cieneguita es un río al que hay que canalizar. Tampoco tiene espacio para las embarcaciones”, advirtió.

Según un informe que presentó el Incopesca a los diputados de la Comisión Permanente de Seguridad y Narcotráfico, durante el 2014 se descargó en Portete un total de 396.619 kilos de pescado. Además, de enero a julio del 2015 se habían recibido, en ese mismo lugar, 298.132 kilos.

En el documento se especifica que en Limón, por cada litro de combustible exonerado a los pescadores, estos capturan 3,3 kilos de producto. En tanto, en Puntarenas, por cada litro exonerado, obtienen 5 kilos.