Sospechoso se acercó a una ventana y desde fuera le disparó con un rifle

Por: Carlos Arguedas C. 19 junio, 2015
Méndez, al fondo custodiado por agentes del OIJ, fue llevado a una audiencia donde le impusieron seis meses de prisión. | REBECA ALVAREZ
Méndez, al fondo custodiado por agentes del OIJ, fue llevado a una audiencia donde le impusieron seis meses de prisión. | REBECA ALVAREZ

La Cruz (Guanacaste). Un hombre de apellido Méndez, de 59 años, se entregó a la Fuerza Pública luego de dispararle a su yerno, quien es oficial de la Policía de Fronteras.

La agresión se produjo la noche de este miércoles, poco después de las 9 p. m., en La Garita de La Cruz, Guanacaste.

La víctima fue identificada como Elvit Eliécer Cubillo Alfaro, de 31 años. El balazo lo recibió en la cabeza.

El afectado ingresó al Hospital Enrique Baltodano Briceño, en Liberia, pero, debido a su grave estado, fue enviado al Hospital México, en San José.

Cubillo labora en el Ministerio de Seguridad Pública desde el 5 de febrero del 2007.

Incidente. Según informaron el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el Ministerio Público y la Fuerza Pública, Cubillo disfrutaba de su día libre este miércoles. En horas de la tarde, al parecer, tuvo problemas personales con Méndez.

Testigos dijeron a las autoridades que los hombres –quienes habitaban en casas contiguas– habían discutido airadamente.

La pesquisa determinó que, durante la noche, Méndez buscó un rifle de los conocidos como “bala U” y se aproximó a la vivienda de Cubillo. A través de una ventana, lo vio y le disparó.

El policía se encontraba sentado en una silla.

Víctor Gómez, de la Cruz Roja de La Cruz, dijo que, cuando llegaron al sitio, el paciente mostraba una herida de bala en la parte posterior de la cabeza.

“Lo llevamos a la Clínica de La Cruz y allí lo valoró el doctor Rojas, quien de inmediato coordinó el traslado al Hospital de Liberia debido a que estaba muy grave”, narró el socorrista.

Entrega. Méndez había escapado del lugar, pero a la 1 a. m. de este jueves se entregó a la Policía. No se pudo determinar si las autoridades decomisaron el rifle.

Lilliana Zamora, fiscala adjunta de Liberia, dijo que a Méndez se le abrió una causa penal por el delito de intento de homicidio. La tarde de ese mismo día, el Juzgado Penal de Liberia, a cargo de Esteban García Acosta, le impuso como medida cautelar seis meses de prisión preventiva.

Aunque La Nación intentó conocer el criterio de Glenda Murillo, defensora del imputado, ella declinó hacer comentarios, al alegar que el proceso se encuentra en etapa de investigación.