Por: Eillyn Jiménez B. 4 septiembre

El hombre que figura como sospechoso de dispararle con una escopeta al hijo del dueño de una panadería en La Rita de Pococí, Limón, quedó libre este fin de semana.

Así lo confirmó la Fiscalía, la cual agregó que el sujeto, de apellido Clark, debe cumplir con medidas cautelares como: cambiar de domicilio, no visitar Pococí, firmar cada ocho días y no tener contacto con el ofendido ni familiares o testigos.

Además, el hombre tiene impedimento de salida de Costa Rica.

El sospechoso, de 43 años, se entregó el pasado viernes en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles, donde se presentó junto con su abogado.

A Clark se le investiga por tentativa de homicidio, delito que es castigado con una pena de entre 20 y 35 años de cárcel.

El caso

Los hechos que se indagan ocurrieron el pasado domingo 27 de agosto, luego de un desacuerdo que existió por la compra de dos bollos de pan valorados en ¢1.000.

La víctima, de apellido Vega y de 28 años, recibió un disparo en el brazo derecho, por lo que sufrió desprendimiento de masa muscular y fracturas de hueso.

El mismo día en el que ocurrió la discusión, las autoridades detuvieron a la compañera sentimental de Clark, una mujer de 37 años, apellidada Blanco.

Ella quedó libre el martes, pero debe firmar cada 15 días en un despacho judicial y tiene prohibido molestar a las víctimas o testigos de este caso, debido a que la Fiscalía la vincula como la coautora de la tentativa de homicidio.

Este caso se investiga bajo el expediente 17-001908-066-PE.

El miércoles de la semana pasada, el OIJ informó de que Clark ya estuvo en prisión por delitos como robos, agresiones, resistencia a la autoridad e intentos de homicidio.

Colaboró el corresponsal Reiner Montero.