Por: Eillyn Jiménez B. 25 mayo
El operativo fue realizado luego de que la Interpol alertara de la situación.
El operativo fue realizado luego de que la Interpol alertara de la situación.

Un hombre de apellido Rojas, detenido el martes, deberá descontar un año de prisión preventiva como sospechoso de violar a una niña de 9 años.

Así lo decidió el Juzgado Penal de Desamparados este jueves, tras una audiencia que se extendió por casi seis horas.

El Ministerio Público también investiga al Rojas por el delito de difusión de pornografía infantil, ya que subió a Internet más de 300 videos sexuales de la menor.

El imputado, de 35 años, fue aprehendido en una vivienda ubicada en Higuito de San Miguel de Desamparados, donde convivía con la víctima, un hermano de ella de 13 años y los padres. Según la Policía Judicial, Rojas abusaba de la pequeña desde el 2014.

El allanamiento que permitió capturar al individuo se dio luego de que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recibió una alerta de la Policía Internacional (Interpol), de que desde una computadora localizada en la casa donde se hizo el despliegue policial, se estaba subiendo pornografía infantil.

Las autoridades decomisaron computadoras, dispositivos de almacenamiento USB, teléfonos celulares, tabletas y juguetes eróticos, los cuales serán analizados como pruebas del caso.

El miércoles, Guillermo Fonseca, jefe del Departamento de Investigaciones Criminales del OIJ, dijo en conferencia de prensa que l os equipos electrónicos tenían archivos en los que Rojas aparece "ejerciendo algún acto con la menor de edad".

Fonseca mencionó que el papá y la mamá serán entrevistados durante la investigación para determinar si existe alguna responsabilidad o negligencia en la patria potestad.

La Policía Judicial hizo un allanamiento el martes por la noche en la vivienda donde vivía Rojas.
La Policía Judicial hizo un allanamiento el martes por la noche en la vivienda donde vivía Rojas.
Bajo el cuidado del PANI

Tanto la menor de 9 años como su hermano están bajo la atención del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) desde el miércoles.

La institución detalló ayer que a ellos se les está brindando atención psicosocial y legal.

"Nuestra intervención va de la mano con la investigación judicial", afirmó el Patronato.

Esa entidad también explicó que en el 2015 se recibió una denuncia por negligencia del padre contra el niño de 13 años, motivo por el cual se intervino para valorar la situación.

La denuncia fue descartada, aunque se hizo una referencia al padre para cambiar "algunos patrones sobre educación y formación de su hijo".

Por algún hecho relacionado con la menor, no existen denuncias.

En el barrio en donde vivía Rojas están realizando una encuesta para determinar si hay alguna otra víctima.

La investigación del caso se sigue bajo el expediente 17-12209-042-PE.