Las cinco naves reingresaron al país para cargar combustible y seguir hacia Honduras

 26 septiembre, 2015
Helicópteros militares entraron al país sin aval del Congreso
Helicópteros militares entraron al país sin aval del Congreso

Los mismos helicópteros no artillados del Ejército de Estados Unidos que ingresaron en el país el pasado domingo 20 de septiembre, sin tener el aval de la Asamblea Legislativa, fueron divisados nuevamente la mañana de este sábado en Manzanillo, Limón, a pesar de que su primera llegada causó cuestionamientos por parte de diputados.

Los vecinos de esa localidad costera fotografiaron dos aeronaves a las 9 a. m. Sin embargo, el Servicio de Vigilancia Aérea, del Ministerio de Seguridad, confirmó que fueron cinco helicópteros los que salieron de Bocas del Toro, en Panamá, y que recibieron atención técnica en Liberia, Guanacaste. La entidad remitió las consultas sobre el rumbo y los permisos a Aviación Civil, entidad competente en la materia.

El 20 de septiembre, esos cinco helicópteros cargaron combustible en el aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, con autorización del Servicio de Aviación Civil. Ese mismo día, las aeronaves volaron hacia Panamá para un operativo aeromédico.

El ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata, indicó ayer que consultó al ministro de Transportes, Carlos Segnini y que este le informó de que el permiso de Aviación Civil está vigente hasta el 2 de octubre del 2015.

Exigencia de cuentas

La Comisión de Seguridad y Narcotráfico de la Asamblea Legislativa abrió una investigación luego del primer ingreso de los helicópteros y, a partir de este lunes, llevarán a comparecer al canciller Manuel González; a Enio Cubillo, director de Aviación Civil y a Juan Luis Vargas, director de Vigilancia Aérea.

El presidente Luis Guillermo Solís también solicitó un informe al Ministerio de Seguridad sobre el ingreso de las aeronaves, para aclarar si el arribo requería aval de la Asamblea Legislativa.

Vargas respondió al mandatario que las naves solamente hicieron "paradas técnicas" para abastecerse de combustible. El jerarca también alegó que la autorización se dio con base en el Tratado Marítimo Bilateral.

Consultado hoy por La Nación, Cubillo argumentó: “No son aeronaves militares; son los mismos helicópteros que iban para Panamá y ahora van de regreso a Honduras. Ocupan pasar por combustible porque no tienen autonomía para llegar sin hacer escala; no podíamos permitir que se cayeran en mitad del mar”.

Por eso, Cubillo dijo que ya solicitó a la Sala IV un análisis adicional del fallo para que se haga una diferenciación sobre “qué son aeronaves militares y qué no”.

Colaboró la periodista Natasha Cambronero.