Por: Katherine Chaves R. 19 octubre

Una guatemalteca es investigada porque, supuestamente, obligó a una compatriota suya a trabajar 17 horas diarias sin tiempo para alimentarse, sin días libres y sin recibir salario.

Por estos hechos, la mujer, de apellidos Martínez López, fue detenida la mañana de este jueves en La Fortuna de San Carlos, Alajuela.

A ella se le achaca el delito de trata de personas en modalidad de explotación laboral en perjuicio de su compatriota, a quien puso a trabajar en una venta de souvenirs, ubicada frente al parque de la localidad.

El allanamiento se realizó este jueves en San Carlos.
El allanamiento se realizó este jueves en San Carlos.

Además de este caso, las autoridades también investigan si Martínez mantenía en la misma condición a otras dos personas en esa tienda de artesanías. De momento, se está verificando su condición laboral y migratoria del país.

La investigación se tramita bajo el expediente 14-000026-1321-PE.

Modo de operar. Según la investigación realizada por la Policía de Migración, Martínez se encargó de captar a su víctima en su país de origen en una fecha que no trascendió. Al parecer, ella le prometió un "trabajo digno".

Se presume que Martínez gestionó y coordinó toda la logística relacionada a su traslado a Costa Rica; eso incluyó los gastos de pasaporte, tiquetes aéreos y, posteriormente, su traslado terrestre hasta la zona de San Carlos.

En su estadía en Costa Rica, las condiciones laborales cambiaron drásticamente. Según las autoridades, la víctima, de 20 años, no recibía nada de salario y tampoco tenía los seguros de salud correspondientes.

Además, le prohibió mantener contacto alguno con su familia en Guatemala.

Migración informó de que Martínez utilizaba diferentes medios de coacción o amenaza, con la finalidad de mantener controlada a la ofendida. Es decir, para que ella no se escapara y denunciara la situación.

De momento, la imputada fue puesta bajo las órdenes del Ministerio Público, para que se determine su situación jurídica.

En ese sentido, la oficina de prensa de la Fiscalía confirmó que la audiencia en contra de esta mujer se realizará este viernes.

Mientras, las tres supuestas víctimas fueron llevadas a un lugar seguro para salvaguardar su integridad física y psicológica.

Otro caso. Hace poco más de un año, la Policía de Migración allanó tres bares en Alajuela: dos en La Fortuna y uno en Chachagua de San Ramón.

Como parte de ese operativo policial, rescataron a 16 mujeres, quienes eran tratadas como esclavas sexuales.

Según la investigación, las víctimas eran provenientes de Nicaragua y República Dominicana. A ellas, supuestamente, les prohibían salir y las obligaban a ejercer la prostitución.

En ese momento, cinco personas fueron detenidos por esos hechos.

Etiquetado como: