Por: Carlos Arguedas C. 3 julio

Funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) localizaron una tortuga verde muerta con una herida de arpón a un lado del caparazón. El hallazgo se dio el sábado pasado en una playa conocida como sector tres, en barra de Parismima, en Pococi, Limón.

El animal presentaba una herida de arpón a un lado del caparazón.
El animal presentaba una herida de arpón a un lado del caparazón.

El descubrimiento lo hicieron los funcionarios después de que recibieron alertas de algunos pilotos de lanchas de turismo, quienes denunciaron que otras embarcaciones estaban cazando en zonas prohibidas.

Este hecho sucedió el 1.° de julio, día en que se inició la temporada de desove de la tortuga verde (Chelonia mydas), la cual se extiende hasta octubre. En este período los quelonios arriban en las tardes para construir sus nidos y depositan los huevos en la arena durante la noche y horas de la madrugada. Luego retornan al mar.

Esta situación permite que se presente el saqueo de nidos y la matanza de ejemplares, cuya carne tiene bastante demanda en la zona. Las autoridades saben que por un animal pagan hasta ¢50.000.

Operativos

La muerte de esta tortuga sucedió pesea a que personal del Parque Nacional de Tortuguero realizaba un operativo en la zona para evitar la cacería.

Según los datos policiales, los cazadores utilizan arpones, que son varillas metálicas con una cuerda amarrada, lo que les permite jalar el animal por debajo del agua sin ser desubiertos y así burlar la vigilancia policial.

El jueves anterior, los guardarques atraparon a un sujeto de apellidos Granados Carballo robando huevos de tortuga en la playa frente al pueblo de Tortuguero. Contra este individuo se abrió un proceso judicial por infracción a la Ley de de Conservación de la Vida Silvestre.

Durante este fin de semana hubo una gran presencia de turistas que llegaron a observar el desove.