Unos 500 oficiales de la Fuerza Pública y la Policía de Control de Drogas ingresarán a las zonas más conflictivas

Por: Carlos Arguedas C., Hugo Solano C. 21 octubre, 2015
Desde las 2 p. m. representantes de los entes de seguridad se reunieron con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, magistrados y el presidente de la Asamblea en Zapote.
Desde las 2 p. m. representantes de los entes de seguridad se reunieron con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, magistrados y el presidente de la Asamblea en Zapote.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, anunció a las 7:30 p. m. de esta noche que la lucha inicial contra la criminalidad organizada va a empezar por tratar de erradicar el narcomenudeo en las calles de las comunidades más conflictivas del país.

Agregó que esa acción policial recaerá en un equipo especializado conformado por la Fuerza Pública y la Policía de Control de Drogas (PCD).

Solís añadió también que está girando directrices a las diversas instituciones relacionadas con el ámbito de la Seguridad para que aligeren el apoyo cruzado con los datos para la plataforma de información policial.

Al respecto dijo que se están dando otros mecanismos para que esos datos sean usados por los diferentes cuerpos policiales de forma inmediata.

También el presidente de la República afirmó que se gestionará de forma inmediata el trámite de varios proyectos de ley que están en la corriente de la Asamblea Legislativa, entre los cuales citó la Ley de extinción de dominio (que entre otras cosas obliga a justificar el crecimiento repentino de capitales) y el impuesto a las sociedades anónimas, que procura dar financiamiento a la Fuerza Pública.

Expresó que seguirá el reforzamiento de la Policía preventiva y comunitaria -que es el trabajo territorial- en el entendido de que parte significativa de la lucha contra el crimen se basa en la inversión social.

Esas y otras iniciativas son el resultado de la reunión citada por el mandatario para organizar un plan contra la ola de asesinatos de los últimos meses en nuestro país.

En la actividad estuvieron presentes además de Solís, el magistrado José Manuel Arroyo, presidente interino de la Corte Suprema de Justicia, el presidente de la Asamblea Legislativa, Rafael Ortiz; el ministro de Seguridad, Gustavo Mata; el fiscal Celso Gamboa y el director de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), Mariano Figueres.

También asistieron los jefes del OIJ, Gérald Campos y Luis Ávila; representantes del Ministerio de Justicia, del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) y un representante de la comisión legislativa de Narcotráfico.

La reunión empezó a las 5 p. m. y se extendió hasta las 7:30 p. m.