La mayoría son pistolas, revólveres y escopetas

Por: Manuel Herrera 21 octubre, 2013
Las autoridades también niegan acceso a las actas de destrucción de armas, porque incluyen datos del arsenal del Estado. | MARVIN CARAVACA / ARCHIVO
Las autoridades también niegan acceso a las actas de destrucción de armas, porque incluyen datos del arsenal del Estado. | MARVIN CARAVACA / ARCHIVO

La policía de la Fuerza Pública lleva decomisadas cerca de 9.000 armas de fuego ilegales en los últimos dos años y 10 meses.

Informes del Ministerio de Seguridad Pública indican que en ese período la policía ha incautado en su mayoría pistolas, revólveres y escopetas.

Los decomisos se lograron a través de operativos coordinados en todo el territorio nacional.

Mario Zamora, ministro de Seguridad, indicó que muchas de las armas se han decomisado en las zonas más conflictivas del país y forman parte de trabajos de prevención.

"Es un trabajo planificado y de prevención que se viene realizando en diversos puntos del territorio nacional y zonas conflictivas donde estamos decomisando estas armas todos los días para frenar delitos y hechos violentos", comentó Zamora.

Según el jerarca, se han decomisado 3.103 pistolas de diverso calibre (la mayoría nueve milímetros), 3.484 revólveres y 353 escopetas.

En la lista también sobresalen la confiscación de 785 armas de fuego hechizas –la mayoría en Limón y San José– y 130 explosivos, donde destacan granadas de fragmentación y cohetes de gran poder destructivo.

Veinte subametralladoras, 596 rifles y carabinas, además de fusiles de asalto también forman parte de los decomisos.

Más del 75% de los asaltos y robos son cometidos con armas de fuego, en su mayoría ilegales, según informes de Seguridad.

Las armas serán destruidas en el arsenal nacional. Durante estos 10 meses del 2013, las autoridades del Ministerio de Seguridad destruyeron 9.763 armas de fuego.