Resultados de ADN en sangre revelan que no hay relación entre el perfíl genético del joven y el de Ángela Salazar Potosme

Por: Hugo Solano 10 noviembre, 2014

El director del Instituto de Medicina Legal de Nicaragua, Zacarías Duarte, descartó, vía telefónica, que exista relación genética entre Ángela Salazar Potosme y un joven hospitalizado en Nicaragua, cuyos rasgos físicos eran parecidos a los de "Panchito", su hijo desaparecido hace 13 años.

Así lo confirmó Duarte a las 4:15 p. m. "No hay ninguna relación entre el perfil genético del joven con el doña Ángela y se descarta la posibilidad de que sea Panchito", afirmó.

La página en Internet del Diario Hoy de Nicaragua publica la noticia de que el joven encontrado en Jinotepe no es el hijo de Ángela Potosme, quien cumple 13 años buscándolo.
La página en Internet del Diario Hoy de Nicaragua publica la noticia de que el joven encontrado en Jinotepe no es el hijo de Ángela Potosme, quien cumple 13 años buscándolo.

Los resultados obtenidos son negativos, insistió el médico, quien explicó que se trata de pruebas sustentadas en protocolos internacionales y donde no hay margen de error.

La sangre se somete a procedimientos de genética forense que son idénticos en cualquier país del mundo ya que son los mismos reactivos y el mismo procedimiento, afirmó Duarte.

Todo está claro y se tiene un alto grado de confiabilidad, acotó.

Ángela Salazar había viajado a Nicaragua hace casi dos semanas con la esperanza de encontrar en un hospital de Jinotepe a su hijo: Francisco Javier Sánchez Potosme.

Panchito desapareció de nuestro país hace trece años y desde entonces no se supo más de él.

El menor, de origen nicaragüense, aparentemente fue raptado al salir de la escuela en un barrio del sur de San José por su padrastro de apellidos Alvarado Sandino, por una supuesta venganza sentimental contra Ángela Salazar Potosme, madre del menor.

Con esta prueba el caso de Panchito sigue sin resolverse.