Víctima afirma que sigue sin poder asegurarse debido a datos en Hacienda

 20 octubre, 2015
En agosto del 2014, funcionarios del Ministerio de Hacienda Hacienda visitaron la casa de la exdefensora de los Habitantes en Escazú, como parte de una pesquisa para ver se defraudó al fisco. | MARIO ROJAS / ARCHIVO.
En agosto del 2014, funcionarios del Ministerio de Hacienda Hacienda visitaron la casa de la exdefensora de los Habitantes en Escazú, como parte de una pesquisa para ver se defraudó al fisco. | MARIO ROJAS / ARCHIVO.

La Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción revisa las declaraciones de renta de la exdefensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum Yoselewich, a quien se le investiga por delitos tributarios, falsedad ideológica y coacción.

Esa oficina también analiza los pagos de tributos en aduanas que haya realizado la exfuncionaria.

El Ministerio Público logró el acceso a esa información luego de que, en julio, el Juzgado Penal de Hacienda acogiera la solicitud para que se levantara el secreto tributario a Taitelbaum.

Anteriormente, ese mismo Juzgado había rechazado la gestión porque, según indicó, la Fiscalía no presentó pruebas suficientes.

No obstante, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), con instrucciones del Ministerio Público, recabó más prueba para hacer nuevamente la petición, la cual fue avalada.

La semana pasada, la Fiscalía informó de que Taitelbaum fue indagada el 29 de mayo.

Además, especificó que, actualmente, también se efectúa un análisis comparativo grafoscópico en el Departamento de Ciencias Forenses.

Esa prueba pretende determinar si la imputada incurrió en falsificación de firmas.

“Existen otras diligencias de investigación que se realizan; no obstante, están cubiertas por el secreto de las actuaciones establecido en el artículo 295 del Código Procesal Penal”, comunicó el Ministerio Público.

La exdefensora también es investigada por el Ministerio de Hacienda. Sobre esa causa, la Dirección General de Tributación solo confirmó que el proceso se mantiene activo y declinó dar más datos por la confidencialidad que resguarda esos temas.

Taitelbaum renunció al cargo de defensora de los habitantes en julio del año pasado, cuando se dieron a conocer los cuestionamientos en su contra.

Nada cambia. Las pesquisas contra Taitelbaum surgieron debido a la denuncia de la costurera María de los Ángeles Otárola Soto, de 52 años, vecina de Ciudad Quesada de San Carlos.

Ella aseguró que tres sociedades relacionadas a la entonces defensora de los Habitantes usaron su nombre para presentar declaraciones tributarias y, por eso, ella empezó a aparecer como una asesora profesional con “ingresos millonarios”.

Debido a eso, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) le rechazó una gestión para que un hijo suyo la asegurara.

Otárola tiene un padecimiento que le causa dolor de huesos.

Este lunes, la costurera afirmó que para ella nada ha cambiado: no puede trabajar debido a su padecimiento y la CCSS todavía no le permite a su hijo asegurarla como dependiente familiar.

Además, asegura que las autoridades judiciales no le informan sobre el avance del caso.

“Me siento cansada, decepcionada, por ratos siento cólera y me pongo a llorar”, expresó.

La sancarleña comentó que le solicitó a la Caja que la asegure nuevamente y esperaba una respuesta hoy martes.