Jorge Chavarría descartó trasladar a la actual fiscala regional adjunta

 25 octubre, 2015

Ciudad Quesada. El fiscal general de la República, Jorge Chavarría anunció ayer que se mejorarán, en muy corto plazo, los servicios que presta el ente acusador del Estado a los habitantes de la zona norte.

Así lo comunicó el funcionario durante una reunión con líderes sancarleños que el pasado jueves realizaron una marcha para dar a conocer el descontento por el trabajo de jueces y fiscales destacados en el cantón.

Chavarría dijo que en las semanas venideras implementarán reformas internas en la Fiscalía Regional Adjunta, puesto en el cual ratificó como jefa a Alba Campos, pese a que los pobladores piden su traslado.

Gerald Campos, José Manuel Arroyo y Jorge Chavarría (al fondo) hablaron con sancarleños. | CARLOS HERNÁNDEZ
Gerald Campos, José Manuel Arroyo y Jorge Chavarría (al fondo) hablaron con sancarleños. | CARLOS HERNÁNDEZ

“Queremos mejorar el servicio, no demeritarlo, y con ese fin vamos a remozar la Unidad de Capacitación para tener fiscales auxiliares mejor preparados para que sean más eficientes en su labor”, dijo el fiscal general.

Explicó que entre los cambios está el traslado de personal a cantones aledaños como Guatuso, Los Chiles y Upala.

Para ratificar la continuidad de Alba Campos como fiscala adjunta, Chavarría afirmó: “No hemos encontrado nada que reprocharle desde el punto de vista laboral, disciplinario. Ella ha demostrado ser una funcionaria honesta y creo que la están atacando injustamente”.

Chavarría sí reconoció que existe un serio descontento contra ella por el manejo de algunos casos cuya tramitación se ha tratado de corregir.

Marco Vinicio Solís, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de San Carlos, dijo sobre el traslado de Campos, que el Poder Judicial debió atender el clamor del pueblo pero que será ese mismo pueblo el que responda.

Entre tanto, el presidente a. i. de la Corte Suprema de Justicia, José Manuel Arroyo, dijo que van a analizar algunos casos judiciales cuestionados y en caso de encontrarse errores, se sancionará a los funcionarios.

Arroyo se lamentó que muchos abogados bien formados y con experiencia no optan por plazas para jueces y menos para laborar en zonas conflictivas.