Familia denunció desaparición de bienes, pero los tenía un hijo de 23 años

Por: Carlos Arguedas C. 12 marzo, 2014

Guápiles, Pococí. Un falso robo de bienes de la vivienda de un ganadero en El Ceibo de Pococí, Limón, mantuvo en vilo a las autoridades durante seis horas.

El hecho comenzó a desarrollarse el lunes a las 8 p. m., cuando las presuntas víctimas se presentaron ante la oficina del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles a hacer la denuncia de la extraña desaparición de un hijo de 23 años y varias pertenencias, incluido un carro.

Según dijeron los denunciantes, ellos salieron el lunes a las 5 p. m. a hacer unas compras y en la casa quedó el hijo, quien lavaba el vehículo. Cuando regresaron, alrededor de las 7 p. m., no lo encontraron en la vivienda; tampoco estaba el carro, y, además, faltaban algunos electrodomésticos y herramientas agrícolas.

La finca donde se produjo el caso está en el camino que lleva a Barra del Tortuguero, por lo que la familia temió que se tratara de algún robo o intento de secuestro pues el hijo tampoco contestaba el teléfono celular.

Luego de la denuncia, fue alertada la Fuerza Pública, que inició una serie de operativos, incluida la colocación de retenes en diversos lugares en los cantones de Pococí y Guácimo.

Patrullas de la Fuerza Pública se mantuvieron en la casa de los denunciantes, en El Ceibo de Pococí, desde las 8 p. m. del lunes hasta las 2 a. m. del martes, cuando terminó el operativo. | REINER MONTERO
Patrullas de la Fuerza Pública se mantuvieron en la casa de los denunciantes, en El Ceibo de Pococí, desde las 8 p. m. del lunes hasta las 2 a. m. del martes, cuando terminó el operativo. | REINER MONTERO

Localización. El operativo policial concluyó ayer martes a las 2 a. m., cuando apareció el vehículo de la familia con los artículos que habían desaparecido.

El hallazgo se dio cuando una patrulla de la Fuerza Pública observó el automotor circulando por la carretera entre La Rita y Cariari de Pococí. Tras varios minutos de persecución, el carro fue detenido cerca de Cariari. En ese momento se determinó que el auto era conducido por el joven de 23 años.

El muchacho se encontraba desorientado y, en principio, no supo explicar qué había sucedido, comunicó la Fuerza Pública, que informó de que el asunto quedó en manos de las autoridades judiciales.

La oficina de prensa del OIJ comunicó que la familia se presentó ayer a las 10 a. m. de nuevo en las oficinas judiciales, para retirar la denuncia pues todo se debió a un malentendido.

Erna González, fiscala adjunta de Pococí, dijo que luego de analizar las circunstancias, se descartó un proceso. “No hay elementos para atribuir a alguien un delito ni tampoco tenemos testigos pues los afectados quitaron la denuncia”, manifestó González .

Etiquetado como: