Gobierno intenta que Coopesa repare en garantía aparato de transporte policial

Por: David Delgado C. 4 agosto, 2013
El Caribú es un avión de transporte táctico bimotor que ha servido a la Policía de nuestro país para llegar a lugares alejados y de difícil acceso. | REINER MONTERO.
El Caribú es un avión de transporte táctico bimotor que ha servido a la Policía de nuestro país para llegar a lugares alejados y de difícil acceso. | REINER MONTERO.

El Caribú, único avión con el que cuenta el Ministerio de Seguridad Pública, estrenó un par de motores nuevos hace dos meses, cuyo costo total fue de $200.000 (más de ¢100 millones). No obstante, la millonaria inversión solo lo tuvo en el aire durante un mes.

Desde el 24 de junio, la aeronave “Havilland Canada DHC-4 Caribou” está varada en un aeródromo de Barra del Colorado, llevando agua y sol. Ese día, hacia las 8:50 a. m., el Caribú tuvo que aterrizar de emergencia luego de que el motor recién instalado en el ala derecha presentó fallas mecánicas.

La aeronave trasladaba en ese momento a 17 policías de la Fuerza Pública que iban a hacer relevo de funciones a los oficiales que protegen esa zona del país.

El atractivo que representa el Caribú para los vecinos de la zona no es para menos. Esta aeronave realizó su primer vuelo en 1958 y, aunque apenas quedan ejemplares en servicios militares de otros países, todavía hay algunos volando.

El Caribú es un avión de transporte táctico bimotor que puede efectuar despegues y aterrizajes cortos. En nuestro país, por ejemplo, se utilizó para transportar grandes cantidades de alimento y agua a comunidades anegadas durante el huracán Tomás (2010).

Garantía. Oldemar Madrigal, director del Servicio de Vigilancia Aérea, explicó que los dos motores están cubiertos por una garantía con la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (Coopesa), que los instaló.

“El motor número dos, el derecho, empezó con problemas de altas temperaturas y ya estaban próximos a llegar a Barra del Colorado. Ya en tierra, cuando fueron a revisarlo, había partículas de metal que estaban en los filtros.

“Se está aplicando la garantía con Coopesa, que es el taller que hizo el intercambio de los motores y se está gestionando un motor nuevo para cambiarlo. Hoy mismo (miércoles 31 de julio) voy a pedir un informe por escrito a Coopesa”, explicó Madrigal.

El martes de la semana pasada, se realizó una inspección al motor número uno y se puso a rodar el avión, pero las autoridades desconocen cómo sacarán el avión de Barra del Colorado, pues aún no hay un motor nuevo.

Se intentó conocer la versión de Gabriel González, gerente de Coopesa, pero el jueves 1.° dijo que no podía atender consultas.

Etiquetado como: