Obras valoradas en ¢2.000 millones están en custodia de los Guardacostas

Por: Carlos Arguedas C. 1 febrero, 2016

Limón. El complejo portuario construido ilegalmente en Portete, el cual incluye un muelle de 60 metros y siete atracaderos, es pretendido por pescadores para descargar el producto y por el Ministerio de Seguridad, para uso del Servicio Nacional de Guardacostas (SNG).

La atracción surge porque la ensenada cuenta con tranquilas aguas, que contrastan con el resto de la costa caribeña, lo cual permite acercar con toda seguridad embarcaciones medianas y pequeñas.

Además, Portete es de fácil acceso porque está rodeado de calles en buen estado y tiene inmuebles que podrían servir tanto como dormitorios (para policías) o para oficinas.

Esta infraestructura está valorada en más de ¢2.000 millones y, de momento, está custodiada por la Policía. Esta fue allanada el 18 de agosto del 2015 por estar construida de manera ilegal en zona del Estado.

La Fiscalía abrió una causa por el delito de usurpación de bienes de dominio público, que se tramita en el expediente 15-000440-063-PE.

Como imputados en el caso están Gilbert Bell Fernández (conocido como Macho Coca), dos hermanos de él (uno con los mismos apellidos y otro Álvarez Fernández), así como otros cuatro hombres apellidados Garita Lara, Guevara Mondragón, Picado Grijalba y Rivera Salazar.

Los implicados ya fueron indagados y se está en la etapa preparatoria, antes de presentarse la acusación.

En ese mismo enclave, en noviembre del 2014, se capturó una lancha con 318 kilos de marihuana comprimida. Las autoridades temían que en alguna de las 10 bodegas se guardara droga; sin embargo, durante el allanamiento por usurpación no se encontró restos de los estupefacientes.

Expectativa. Durante un recorrido que hizo la La Nación en Portete, Henry Lindo Royes, de 75 años, narró que, anteriormente, por día, llegaban 39 embarcaciones pesqueras al enclave.

Ahora, un sector está ocupado por lanchas de Guardacostas y, desde noviembre, otra área la utiliza la Policía de Fronteras, quien tiene como recargo el control de los muelles de Moín y los del centro de Limón.

Gustavo Mata Vega, ministro de Seguridad, dijo que esas instalaciones son ideales para la Policía Marítima, sobre todo por su ubicación estratégica, pues permite la movilización rápida por mar hacia cualquier dirección.

Agregó que otra de las ventajas es tener muelle y edificaciones que se adaptan a los requerimientos policiales.

En tanto, el abogado Álvaro Moreno Gómez, defensor de cinco implicados, entre ellos, Macho Coca, dijo: “Al no encontrarse ni un gramo de cocaína ni una hoja de marihuana queda demostrado que en el lugar se desarrollaban operaciones pesqueras”.

Advirtió de que los imputados tenían años de estar establecidos en Portete, para lo cual pagaban impuestos a la Municipalidad de Limón. En su criterio fueron desalojados de una manera ilegal y, por tanto, lucharán por recobrar el lugar.