Gilberto Bell dijo a la comisión legislativa que una empresa de construcción suya prestó servicios a bananeras del diputado Álvarez Desanti

Por: Carlos Arguedas C., Diego Castillo 1 octubre, 2015
El empresario pesquero Gilberto Bell compareció este jueves ante los diputados de la Comisión Legislativa de Seguridad y Narcotráfico.
El empresario pesquero Gilberto Bell compareció este jueves ante los diputados de la Comisión Legislativa de Seguridad y Narcotráfico.

El empresario pesquero de Limón, Gilberto Bell, prefierio guardar silencio sobre la construcción ilegal de un muelle en playa Portete, el cual fue clausurado en un allanamiento el pasado 18 de agosto por orden del Juzgado Penal de Limón.

El hombre de negocios no respondió preguntas sobre ese tema a los diputados de la Comisión Legislativa de Seguridad y Narcotráfico. Bell alegó que ese tema está siendo investigado por el Ministerio Público y por respeto al Poder Judicial no puede referirrse al caso, en el cual se le investiga por el delito de usurpación.

Igualmente, tampoca se refirió a otro caso sucedido en Limón, en el cual figura como impurtado por el delito de peculado, por unos momvimeinto de tierra realizados en la zona de una playa en el centro de Limón.

El empresario, quien presentó a los diputados un documento en el cual consta de que nunca ha sido investigado por narcotrafico o por algun otro delito, relató durante su comparecencia que en años anteriores una empresa suya le brindó servicios a firmas bananeras del presidente de esa comisión el diputado Antonio Álvarez Desanti.

Desanti dijo al respecto que posiblemente requirieron los servicios de una empresa ligada a Bell pues tienen una empresa familiar con cinco fincas con más de 2.000 hectáreas. Desanti enfatizó que él no se encarga de hacer ese tipo de contrataciones.

Allanamiento. El 18 de agosto pasado 150 oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Guardacostas y unidades especiales de la Fuerza Pública allanaron el muelle que fue construido de manera ilegal en playa Portete, a siete kilómetros del centro de Limón.

El Ministerio Público identificó a cuatro hombres como los responsables de construir la estructura en una área propiedad del Estado, uno de ellos es Gilberto Bell. Además, figuran como sospechosos de usurpación un hermano de Bell y otros dos hombres de apellidos Álvarez Fernández y Guevara Mondragón.

El ministro de Seguridad, Gustavo Mata, indicó en ese momento que en el muelle se estaban realizando actividades aparentemente ilegales.