Sucesos

Imputados trabajan en plantel de Puntarenas

Siete empleados del ICE detenidos por fraude con gasolina

Actualizado el 13 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Trabajadores simulaban compras en las bombas y se repartían el dinero

Sucesos

Siete empleados del ICE detenidos por fraude con gasolina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los imputados tienen entre 5 y 37 años de laborar para el ICE. El monto del fraude asciende a ¢1,5 millones y lo cometieron entre abril y mayo del 2014. Los presos fueron indagados ayer en Puntarenas. | ANDRÉS GARITA

Puntarenas. Siete empleados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fueron detenidos ayer por presuntamente estafar a la institución con falsas recargas de gasolina a los vehículos oficiales.

La captura la efectuaron oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en el plantel del ICE en Barranca, Puntarenas, al que están asignados los funcionarios.

Los presos, de apellidos Jiménez, Boza, Briceño, Herrera, Porras y Soto (dos de ellos), fueron puestos a la orden de la Fiscalía Adjunta de Puntarenas, la cual les abrió un proceso penal por el delito de peculado (sustracción de bienes del Estado para beneficio propio). Este hecho es penado con prisión de 3 a 12 años, según lo establece el artículo 361 del Código Penal.

En este caso, también se arrestó a tres expisteros de dos estaciones gasolineras de Puntarenas de apellidos Soto, Gómez y Valverde. A ellos, igualmente, se les atribuye el delito de peculado.

Hoy, a las 10 a. m., en los Tribunales de Justicia de Goicoechea, se realizará una audiencia para fijarles medidas cautelares. La Fiscalía anunció que posiblemente se pida prisión preventiva.

Modo de actuar. Los hechos delictivos se perpetraron entre abril y mayo del 2014 y fueron detectados a raíz de una denuncia presentada por el ICE.

Las autoridades verificaron que los implicados llegaron, en diferentes ocasiones, a dos gasolineras, una en El Roble, en Puntarenas, y otra en Tárcoles, de Garabito, para cargar gasolina.

Los empleados hacían la factura, pasaban la tarjeta de débito del ICE y luego se repartían el dinero entre los funcionarios estatales y los pisteros.

En una ocasión, uno de los detenidos cargó 140 litros y, al día siguiente, volvió con el mismo carro a la gasolinera y le facturaron otra carga de 100 litros.

Una auditoría hecha por el ICE verificó que ese vehículo solo se había desplazado 20 kilómetros.

Según las pesquisas policiales, el fraude se frenó a finales de mayo, cuando el ICE interpuso la denuncia judicial. En aquel momento, fueron allanadas las gasolineras para decomisar los libros que registran las ventas.

Al enterarse de las anomalías, los propietarios de las bombas despidieron a los pisteros.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Siete empleados del ICE detenidos por fraude con gasolina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota