OIJ informó de que visita se hizo porque familia iba a cremar cadáver

 12 marzo, 2015
A Marco Zamora lo llevaron en este vehículo de transporte de reos. La foto se tomó cuando abandonaban las instalaciones del centro penal La Reforma, para ir a la Morgue Judicial. | LUIS NAVARRO
A Marco Zamora lo llevaron en este vehículo de transporte de reos. La foto se tomó cuando abandonaban las instalaciones del centro penal La Reforma, para ir a la Morgue Judicial. | LUIS NAVARRO

El Tribunal Penal de Juicio de Pavas concedió un permiso excepcional a Marco Zamora Solórzano, alias el Indio, para que fuera a ver a la Morgue Judicial, a su hermano Juan Carlos Zamora, quien fue asesinado el lunes anterior en Desamparados.

La salida de el Indio del centro penal La Reforma, en San Rafael de Alajuela, se produjo el martes, a las 3:50 p. m., informó el Ministerio de Justicia.

Zamora fue condenado a 70 años de prisión por los delitos de homicidio calificado, asociación ilícita y narcotráfico.

El líder de una organización a la cual se le atribuye dominar el trasiego de estupefacientes en el sur de San José, fue custodiado por 15 efectivos de la Policía Penitenciaria y 12 miembros de la Dirección de Unidades Especiales de la Fuerza Pública.

La comitiva, compuesta por cuatro motocicletas y seis vehículos, viajó a la Morgue Judicial, en el Complejo de Ciencias Forenses, en San Joaquín de Flores, Heredia, que está a 13,7 km de distancia de La Reforma.

No fue posible determinar cuánto tiempo permaneció el Indio en la Morgue (en el viaje lo acompañó su otro hermano José Francisco Zamora, también condenado en el mismo caso a 42 años), pero reingresó a La Reforma el martes, a las 5:15 p. m., confirmó Justicia.

Razones. Mariano Barrantes, director interino de Adaptación Social y Pablo Bertozzi, jefe de la Policía Penitenciaria, coincidieron en que la salida se concedió “por un permiso de excepción” que se otorga a todos los privados de libertad cuando fallece o está muy grave un familiar hasta primer grado de consanguinidad.

Los jueces quienes firmaron la salida fueron Raúl Madrigal Lizano, Pedro Méndez Aguilar y Douglas Durán Chavarría.

“Un reo no deja de ser padre, hermano o hijo. Recuerde que él está privado de su libertad, pero no del ejercicio de los demás derechos fundamentales. Se le deben afectar lo menos posible. En este caso, él solicita el permiso, el Tribunal lo concede y a nosotros nos corresponde llevarlo”, dijo Pablo Bertozzi.

Nils Ching García, subdirector de la Fuerza Pública, comentó que el costo del operativo por una hora de 12 oficiales de la Fuerza Pública, cuatro motos y tres carros es de ¢44.000.

“El Estado hace esta prestación de servicio a requerimiento de Adaptación Social, por la condición especial del reo y para resguardar terceras personas”, expresó Ching.

Francisco Segura, director del OIJ, dijo que escogió la Morgue porque el cuerpo lo iban a cremar y no había otro lugar para que los reos vieran a su pariente.