Sucesos

Ni las drogas impidieron que Róger estudiara

Actualizado el 15 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Sucesos

Ni las drogas impidieron que Róger estudiara

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pérez Zeledón. Roger Ramírez Araya, de 32 años, ha estado en la cárcel de Pérez Zeledón 12 veces.

Los pasillos y los pabellones se han vuelto un hogar del que ha entrado y salido constantemente debido a su adicción a las drogas y los asaltos y robos que cometió para obtenerlas.

La última vez que entró fue el 23 de octubre del 2011 para cumplir su condena más larga: siete años y cinco meses por robarle a un taxista el celular y ¢28.000.

Anteriomente, estuvo preso por asaltos menores. Su familia incluso lo echó de la casa por vender los electrodomésticos para comprar droga, y se volvió indigente.

Ramírez asegura que la condena que cumple lo ha beneficiado, ya que decidió aprovechar el tiempo para terminar la primaria, una situación que no hubiese podido lograr en las calles cuando tenía un mayor acceso a las drogas.

“Yo todavía soy adicto, consumo marihuana y me dan un tratamiento psiquiátrico para disminuir la ansiedad. Estando en las calles llegué hasta tercero de la escuela, yo sabía que no era por que fuera tonto, si no por las drogas. Estando aquí con la mente más clara y más desintoxicado, decidí seguir con mis estudios”, contó.

Aunque en la cárcel tiene todo el tiempo para estudiar, a Róger le costó terminar el sexto grado. Según manifestó, el no tener dinero para comprar libros y la bulla que se escucha en cada rincón del centro fueron algunos obstáculos con los que tuvo que lidiar.

“Yo quería demostrar que uno realmente puede, aunque para mí lo más difícil en todo este tiempo que he estado en el estudio ha sido mantenerme limpio” explicó.

El 5 de diciembre, el reo se graduó de primaria y desde ya se visualiza con el título de bachillerato. “Yo sé que por más títulos que tenga, de igual manera el pasado siempre me va a perseguir. Fuera de aquí, me tocará demostrarle a la gente que las personas pueden cambiar”, expresó.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Ni las drogas impidieron que Róger estudiara

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota