Le decomisaron celulares, cargadores, baterías, audífonos y cables de USB

 3 julio, 2014

Un camionero de apellido Hurtado deberá responder ante las autoridades por un contrabando de artículos tecnológicos que trasladaba desde Panamá hacia Nicaragua.

El conductor, de nacionalidad nicaragüense, tuvo que detenerse en un puesto de control de la Fuerza Pública en Guanacaste.

Al investigar el camión Frigthliner, la Policía detectó que Hurtado escondía en el camarote del cabezal 475 celulares nuevos, 31 radios de comunicación marca Kenwood (con sus respectivos cargadores), 388 cargadores para celular, 1.936 baterías para celular, 135 audífonos, 435 adaptadores y 520 cables de USB. También diversos repuestos para celulares y un bolso con gran cantidades de joyas y relojes.

La acción policial en la zona permite los decomisos constantes de mercaderías de ingreso ilegal como licores, drogas, cosméticos y artículos electrónicos.
La acción policial en la zona permite los decomisos constantes de mercaderías de ingreso ilegal como licores, drogas, cosméticos y artículos electrónicos.

El decomiso fue en el cruce de Cuajiniquil, cantón de La Cruz, Guanacaste.

Según el viceministro de Seguridad, Gustavo Mata, se trata de un contrabando muy poco usual, pues provenía de Panamá y su destino era Nicaragua, cuando lo normal es que este tipo de mercadería sea llevada hasta San José o cualquier punto del Valle Central.

El cargamento fue valorado en más de ¢9 millones.

El año anterior se registraron dos casos similares, mientras que el detectado la madrugada de este jueves es el primero del 2014.