Sus propios compañeros lo capturaron y lo entregaron a la Fiscalía

Por: Hugo Solano 10 noviembre, 2014

Un policía penitenciario quedó detenido la mañana de este lunes en La Reforma, San Rafael de Alajuela, ya que al ingresar a sus labores llevaba un maletín con marihuana, crack, celulares, películas pornográficas y hasta pastillas diazepán.

El hombre de apellido Díaz, tiene varios años de laborar para ese cuerpo policial. Se le seguía la pista por sospechas de que abastecía a la población penal de esos artículos y drogas, por lo que fue detenido a las 9 a. m. cuando se disponía a ingresar a sus labores, luego de varios días de descanso.

La idea de la Policía Penitenciaria es reducir el ingreso de artículos prohibidos a los centros penales. Hoy se detuvo a un oficial que introducía drogas y celulares a La Reforma.
La idea de la Policía Penitenciaria es reducir el ingreso de artículos prohibidos a los centros penales. Hoy se detuvo a un oficial que introducía drogas y celulares a La Reforma.

Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, afirmó que la política es de cero tolerancia, por lo que no se va a permitir ningún tipo de irregularidad en oficiales o personas de otros cargos.

Agregó que en todos los centros penitenciarios se ha venido mejorando los controles durante las visitas a los privados de libertad, así como un riguroso control de policías y administrativos.

"Ni a propios ni a extraños se les va a tolerar esa conducta", dijo Bertozzi.

Afirmó que esos abusos serán erradicados, máxime en temas tan sensibles como el abastecimiento de drogas a privados de libertad.

La Policía Penitenciaria realiza regularmente requisas en los centros penitenciarios y siempre ubica armas, celulares, droga y otros elementos que introducen personas inescrupulosas a esos lugares y que se prestan para la comisión de múltiples delitos.

El detenido quedó con lo decomisado a la orden de la Fiscalía de Alajuela.