Tres viviendas fueron evacuadas esta noche por la Comisión Nacional de Emergencias

 17 octubre, 2014
Viviendas como esta, al borde del barranco, fueron afectadas en el precario Gracias a Dios, debido a la crecida del río.
Viviendas como esta, al borde del barranco, fueron afectadas en el precario Gracias a Dios, debido a la crecida del río.

Un total de tres viviendas en el caserío Gracias a Dios, ubicado 200 al oeste de la Unidad de Intervención Policial, entre Sagrada Familia y Hatillo, fueron desalojadas este viernes por problemas de deslaves.

Las lluvias y la crecida del río María Aguilar generaron la emergencia que fue atendida por la Comisión Nacional de Emergencias y tres unidades del Cuerpo de Bomberos.

De acuerdo con Raúl Chaves, operador de comunicaciones de los Bomberos, a las 8:15 desplazaron tres unidades con 10 bomberos de San José y de Pavas. Al llegar al lugar ubicaron unos 80 metros cuadrados afectados y los muros de las casas en el río.

Las casas estaban en precario en un parque municipal.

A las 9:55 p. m. los bomberos seguían en el lugar.