Por: Carlos Láscarez S. 26 junio, 2015

Fernando Quirós Mejía, delegado de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), fue retenido ayer por oficiales de la Policía Aeroportuaria, al descubrirse que portaba $19.500 (¢10,4 millones) en su maleta de mano, confirmó el Ministerio de Seguridad Pública.

El hecho ocurrió a las 9:30 a. m. en el momento en que Quirós pretendía abordar un vuelo hacia Panamá, junto con jugadores y el cuerpo técnico de la Selección Nacional Preolímpica (Sub-23), la cual enfrentará a su similar de Japón, el 1.° de julio.

El dinero decomisado, según dijo el jueves en la noche Rodolfo Villalobos, tesorero de la Fedefútbol, correspondía a los gastos de bolsillo para cada jugador, los cuales Quirós no repartió pues llegó más de hora y media tarde al aeropuerto.

Glen Pacheco Araya, director de la Policía Aeroportuaria, manifestó que el hallazgo del dinero ocurrió cuando el pasajero se presentó a las salas de abordaje con un monto mayor a los $10.000 permitidos por ley.

“No declaró que llevaba más de $10.000 en su maletín de mano. El Ministerio de Hacienda procedió a hacer la inspección y el comiso del dinero. Aunque pudo haber abordado el vuelo, no lo hizo”, explicó Pacheco.

El dinero comisado quedó en custodia de Hacienda. | MSP
El dinero comisado quedó en custodia de Hacienda. | MSP

De acuerdo con un comunicado de Seguridad Pública, al ser abordado por los policías, Quirós dudó del monto que portaba e inicialmente reportó una suma inferior a la real.

Quirós fungió, además, como directivo del Deportivo Saprissa, cargo que dejó meses atrás, al no ser nombrado en la última asamblea del club.

No repartió dinero. “Lo normal es que antes de ingresar, reparta el dinero entre la delegación”, afirmó Villalobos, y añadió: “Me preocupa que ahora vayamos a tener problemas para recuperar la plata de la Federación”.

Agregó que, debido a la falta de protocolo del delegado, los jugadores de la Selección tuvieron que viajar sin dinero.

Pese a que en un inicio no se fue con la selección Sub-23, Quirós viajó horas después.