Con dinero se podrán construir 2.700 espacios para reos en 15 cárceles

Por: David Delgado C. 9 septiembre, 2014

Los $50 millones que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) prestó al país desde hace dos años y siete meses para construir 2.700 espacios en 15 cárceles que ayuden a bajar el hacinamiento, siguen sin utilizarse.

Ese monto está incluido en un crédito por $132 millones para la prevención de la violencia y promoción de la inclusión social, cuyo contrato fue aprobado por el Congreso en enero del 2012.

La ministra de Justicia y Paz, Cristina Ramírez, anunció ayer que acaban de concluir un documento con los términos de referencia para iniciar la contratación de un equipo consultor que diseñará las nuevas cárceles.

Esos espacios funcionarán como centros de trabajo para reos –llamados “unidades productivas”–, pero ni siquiera se han publicado los carteles de la licitación, aunque desde diciembre del 2012 debían haberse iniciado las contrataciones.

Ramírez reveló que ayer tenían 13.861 personas encerradas y apenas 9.878 espacios disponibles; es decir, hay 3.983 reclusos (40,3%) en hacinamiento.

Otros recursos. De acuerdo con un informe de la Unidad Ejecutora del préstamo con el BID, entidad adscrita al Ministerio de Justicia y Paz, a junio del 2014, de los $132 millones solo han ejecutado $5,2 millones (3,89%) y tienen comprometidos $18,3 millones en licitaciones.

Las cárceles albergan a 13.861 reos, pero solo caben 9.878, lo que implica un hacinamiento del 40,3%. | LUIS NAVARRO
Las cárceles albergan a 13.861 reos, pero solo caben 9.878, lo que implica un hacinamiento del 40,3%. | LUIS NAVARRO

Por otro lado, señalaron que hay $55 millones adicionales de la contrapartida que Costa Rica se comprometió a aportar entre personal, terrenos y otros recursos.

Según la ministra Ramírez, de los $23,5 millones como recursos ejecutados y comprometidos, el 27% se colocó antes de diciembre del 2013, mientras que el 73% fue entre enero y julio del 2014.

El empréstito contempla $36 millones para crear espacios donde se incluirán escuelas de música y de deportes en varios cantones, denominados “centros cívicos”.

Entre octubre y febrero pasados se adjudicaron las obras en Santa Cruz, Aguas Zarcas (San Carlos) y Garabito, por $11 millones.

Por otro lado, hay $23 millones para levantar ocho delegaciones policiales, de las cuales en febrero pasado fueron adjudicadas cuatro en Liberia, Guararí (Heredia), Carrandi (Matina) y Palmares por $7,3 millones, y están en proceso de licitación las de Santa Cruz, Sarapiquí, Alajuela y Pérez Zeledón.

También, hay $2,7 millones para los brazaletes electrónicos; sin embargo, la Asamblea Legislativa aún no aprueba el proyecto de ley para regular el uso de estos dispositivos como alternativa a la prisión.

Juan Carlos Quirós, director de Crédito Público, de Hacienda, sostuvo que este préstamo es uno de los diagnosticados con problemas de ejecución, lo que conlleva pago de comisiones por falta de uso. Por eso, dijo que están trabajando con las unidades ejecutoras para acelerar los procesos y obtener los desembolsos bancarios.

infografia