Tres fallas en el sensor para pruebas de alcohol irritaron al conductor

 29 agosto, 2014

El oficial de Tránsito, Gilberto Segura Rodríguez, destacado en la delegación de Ciudad Quesada, San Carlos, fue agredido por un conductor que le propinó una golpiza que lo envió al Hospital de San Carlos.

Los hechos ocurrieron este viernes a eso de las 9:30 a. m. cuando Segura realizaba un operativo de alcohol en el sector de Muelle.

Según Norman Corrales, uno de los jefes de la Policía de Tránsito de la zona, Segura estaba en compañía de otro oficial, quien no estaba en el momento de la agresión porque tuvo que retirarse unos kilómetros en su motocicleta como parte del operativo.

El incidente comenzó cuando Segura detuvo a un hombre de apellido Gómez, quien conducía un camión.

Cruzrojistas de San Carlos atendieron al oficial en el sitio y luego lo remitieron al Hospital de San Carlos ya que tenía una herida sangrante en la cabeza.
Cruzrojistas de San Carlos atendieron al oficial en el sitio y luego lo remitieron al Hospital de San Carlos ya que tenía una herida sangrante en la cabeza.

Según Corrales, el oficial le practicó la alcoholemia, pero el sensor presentó un problema y no marcó nada. Por este motivo, el oficial tuvo que realizarle la prueba de nuevo y la segunda vez el aparato tampoco funcionó.

Aparentemente el chofer del camión se molestó cuando el oficial le indicó que tenía que realizarle la prueba hasta que el sensor marcara algo, o de lo contrario debía llevarlo al hospital a realizarle una prueba de sangre.

"Hay tres testigos que aseguran que el camionero golpeó al oficial y lo hizo caer y cuando estaba en el suelo lo siguió golpeando", aseguró Corrales.

Minutos después de la agresión varios compañeros llegaron al sitio a auxiliar a Segura. Lo trasladaron al hospital de San Carlos, con golpes varios y una herida en la cabeza, la cual aparentemente sufrió cuando cayó al suelo.

A las 6 p. m. Gómez permanecía detenido a la orden de la fiscalía y Segura continuaba hospitalizado.