Por: Carlos Láscarez S. 4 noviembre, 2014

Tres funcionarios del Banco Central robaron millones de colones de las bóvedas de esa entidad y, entre otros bienes, compraron cinco vehículos del año, así como dos valiosas propiedades en San Carlos, Alajuela, confirmó ayer la Fiscalía.

Los tres laboraban para la Tesorería y fueron arrestados por la Fiscalía Adjunta de Fraudes, como sospechosos de sustraer dinero.

Los sujetos, de apellidos Lobo, Fernández y Esquivel fueron detenidos en vía pública en San José, en una casa en Desamparados y dentro de la entidad bancaria.

En el caso de Lobo y Fernández, estos permanecen suspendidos del cargo por otras investigaciones administrativas que realiza el Banco.

Los hechos por los que acusan a los tres empleados habrían ocurrido entre los años 2010 y 2013, cuando, al parecer, aprovecharon su puesto de custodia, administración y cuido del dinero del Estado para robar una cantidad de millones que aún no ha sido determinada por el OIJ, informó el Ministerio Público en un comunicado.

Billetes en desuso. Según la Fiscalía, el dinero robado proviene de los billetes deteriorados que llegaban a las bóvedas del Banco Central para ser sustituidos, así como parte de la vieja familia que salió de circulación entre el 2012 y el 2013, para dar paso a los de la nueva edición.

De acuerdo con las pesquisas, los funcionarios custodiaban el dinero y en el proceso establecido para sustituir los billetes, aprovechaban para abrir las bolsas y sacar el dinero en denominaciones de ¢5.000 y ¢10.000, en su mayoría.

Entre las pruebas existen videos en los que se observa la actuación de los imputados.

La indagatoria de los tres hombres se inició ayer, a las 4:30 p. m. La Fiscalía de Fraudes solicitará ante el Juzgado Penal de San José un año de prisión preventiva.