Militares les habían dado permiso para entrar a Nicaragua, pero fueron detenidos al salir ayer sábado

Por: Daniela Cerdas E. 20 julio, 2014
Boca San Carlos
Boca San Carlos

Dos costarricenses de apellidos García Santana y Aguilar García y un nicaragüense de apellido Martínez López, fueron detenidos durante 32 horas por la policía militar de Nicaragua en boca San Carlos, mientras navegaban por el río San Juan, informó el canciller costarricense Manuel González.

La detención se realizó ayer sábado. Los ticos y el nicaragüense fueron apresados luego de encontrar entre sus pertenencias 150 balas calibre 22.

La Cancillería reporta que los detenidos tenían permiso de los militares nicaragüense para ingresar a ese territorio a comprar una mercadería. Sin embargo, cuando venían de regreso, navegando por el río San Juan, les hicieron una revisión de equipajes, y ahí aparecieron las municiones. En ese momento fueron detenidos. La embarcación en la que viajaban también fue retenida.

A las 4 p. m. de este domingo fueron liberados, luego de que funcionarios del vecino país viajaron al puesto nicaragüense ubicado frente a boca San Carlos y llegaron a un acuerdo. No hubo presencia de autoridades ticas en la reunión.

Posteriormente les entregaron la lancha y los demás bienes.

Ellos llevaban mercadería para vender en dos pulperías, propiedad de los ticos en Cureña. Los familiares confirmaron esta noche que ya los tres están en sus viviendas.

Dos costarricenses detenidos en el puesto fronterizo con Nicaragua quedaron en libertad este domingo.
Dos costarricenses detenidos en el puesto fronterizo con Nicaragua quedaron en libertad este domingo.

Ninguno de los detenidos tiene antecedentes penales en Costa Rica.

El pasado 26 junio, los encargados del mismo puesto de control nicaragüense, frente a Boca San Carlos, impidieron a un grupo de nueve costarricenses navegar por el río San Juan.

Los ticos viajaban en un bote de motor hacia Chorreras de Cutris, en San Carlos, para informarse sobre un proyecto agroturístico en aquella zona.

El grupo no pudo llegar porque los militares nicaragüenses les advirtieron de que debían presentar su carné de trabajo, documento que ninguno portaba, porque nunca se los habían pedido como requisito.

Los afectados fueron seis miembros del Consejo de Administración de la Cooperativa Agrícola y Turística (Coopeagrotur), con sede en Boca Tapada, entre ellos, la gerente Gabriela López.

(Información actualizada a las 9 p. m.)

Etiquetado como: