Las familias están a la espera de la resolución del Tribunal Contencioso Administrativo para suspender el desalojo

 31 julio, 2015
Los manifestantes se sintieron amenzados por los antimotines.
Los manifestantes se sintieron amenzados por los antimotines.

Un grupo de campesinos de Palmar Sur volvieron a cerrar el paso, este viernes, entre dicha localidad y Sierpe de Osa, como medida de presión para evitar el desalojo de cerca de 95 familias.

Los manifestantes se colocaron en la carretera Interamericana, a la altura del Puente del Río Térraba desde la mañana.

La situación tuvo momentos de tensión cuando los campesinos se sintieron acorralados por las autoridades y se hicieron presente un grupo de antimotines.

En un momento dado los afectados amenazaron con lanzarse al río, si los antimotines seguían en la zona.

Los vecinos de la finca Chánguina están a la espera de la resolución del Tribunal Contencioso Administrativo, en San José, para determinar si suspenden el desalojo.

Las familias reclaman la entrega de propiedades de la cooperativa Coopropalca, conocidas como fincas 2 y 4, y finca 6, ubicadas en Palmar Sur, según el dirigente de la protesta Daniel Villalobos.

Las fincas están ocupadas por los campesinos desde hace 14 años.