Por: Carlos Láscarez S. 14 noviembre, 2015

Un sujeto quien ingresó a la oficina parroquial de la iglesia Nuestra Señora del Pilar, en Tres Ríos de La Unión, fue captado mientras destrozaba un mueble en donde guardaban ¢100.000 en efectivo, producto de la venta de artículos religiosos.

El robo ocurrió el 25 de octubre, a las 11:23 p. m., luego de que el individuo, en apariencia, aprovechó un candado de un portón mal cerrado y caminó hasta la entrada de la oficina.

Una vez allí, destruyó parte del techo e hizo un boquete en el cielorraso de plástico.

Gustavo Monge Solano, cura párroco de la parroquia Nuestra Señora del Pilar, manifestó ayer que el sospechoso, una vez que fue captado, intentó tapar la cámara con una hoja de papel.

“La grabación tarda unos cinco minutos. Cuando estaba dentro de la oficina destrozó un mueble donde la secretaria guardaba un dinero. Este se había recogido durante una semana luego de la venta de imágenes, rosarios y libros”, explicó Monge.

El sacerdote añadió que es la primera vez que el templo es objeto de un robo con violencia.

“Pienso que el hombre que hizo eso (robo) no es de acá, ya que el habitante de Tres Ríos es muy respetuoso. Creo que el problema obedece al consumo de drogas. Se invirtió ¢50.000 en una reja gruesa difícil de cortar”, dijo Monge.

Aunque había una computadora nueva y una pantalla de televisión, el ladrón en pantaloneta solo escapó con el dinero.