La Policía decomisó más de 600 kilos de camarón y pescado

 29 julio, 2013

El Servicio Nacional de Guardacostas detuvo nuevamente la embarcación María Aurelia pues sus ocupantes pescaban sin el mecanismo denominado dispositivo exclusor de tortugas (DET).

La captura ocurrió la mañana del pasado jueves ocho millas al sur de playa Bandera de Parrita, Puntarenas.

Las autoridades informaron de que la primera detención de esa nave ocurrió el 10 de enero del 2012, cerca de isla Tortuga, en el golfo de Nicoya.

La embarcación María Aurelia fue detenida nuevamente por guardacostas mientras pescaba camarones. | MSP.
La embarcación María Aurelia fue detenida nuevamente por guardacostas mientras pescaba camarones. | MSP.

En ese momento, la embarcación también realizaba la pesca sin los mecanismos excluidores de tortugas.

Por ese motivo, las autoridades abrieron un proceso penal, en el que un imputado y empresario de apellido Salas, dueño de la lancha, se comprometió a pagar ¢5.000.000 en un año.

Al capitán de la embarcación en ese momento, de apellido Amaya, se le impuso cumplir 200 horas de trabajo comunal en el Servicio de Guardacostas.

Hecho. El jueves último, los guardacostas decomisaron la nave matrícula P-3011 en un patrullaje de rutina, cuando se encontraba en faenas de pesca de camarón.

Tras proceder a hacer la inspección correspondiente, los oficiales determinaron que esta no contaba con el dispositivo exigido por ley, el cual permite la liberación de las tortugas que resulten atrapadas durante la pesca.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó de que la nave mantenía las redes de arrastre de ambos lados sin el dispositivo DET instalado, por lo que no había el espacio dispuesto para el escape de los reptiles.

Los expertos hacen énfasis en que al no contarse con el dispositivo se imposibilita la salida de las tortugas, en caso de que estos animales queden dentro de las redes de arrastre.

Las autoridades trasladaron la nave al muelle de la Cooperativa de Insumos Pesqueros Artesanales de Puntarenas R. L. (Copeinpesa R. L.) este viernes, y coordinaron con el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) y el fiscal de turno para rematar el producto  decomisado.

El MSP comunicó que la mercadería decomisada fue de 614 kilos de diferentes tipos de camarón y pescado, y que como resultado de la venta de lo decomisado se obtuvo ¢1.301.980.

Además, detuvieron al capitán, identificado como de apellidos Beita, quien fue puesto a la orden del Ministerio Público.