Por: Carlos Láscarez S. 25 marzo, 2014

Las aletas decomisadas eran de diversos tamaños. Se comprobó que tenían un peso de cuatro kilogramos. | CORTESÍA MSP
Las aletas decomisadas eran de diversos tamaños. Se comprobó que tenían un peso de cuatro kilogramos. | CORTESÍA MSP

Oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) decomisaron, anteayer, 21 aletas de tiburón dentro de una embarcación con matrícula de Quepos.

El hallazgo ocurrió durante un patrullaje de rutina que realizaban oficiales de Guardacostas por la bahía de Quepos, durante la mañana.

El navío comisado tiene el nombre de Argentina, con matrícula de Quepos PQ 4050, confirmó el Ministerio de Seguridad Pública.

El capitán del barco, de apellido Quirós, fue detenido de inmediato.

Martín Arias, director del Servicio Nacional de Guardacostas, aseguró que el cargamento equivale a unos cuatro tiburones.

“Estos tiburones habrían sido masacrados de manera inmisericorde y luego lanzados al mar, después de que les desprendieran las aletas”, manifestó Arias.

El jefe policial detalló que los oficiales de Guardacostas observaron un saco con 21 aletas de tiburón que pesaba unos cuatro kilogramos.

Tras una revisión más exhaustiva, se comprobó que el barco detenido llevaba en sus bodegas un excedente de 251 kilogramos de pez vela, el cual también le fue incautado, junto a otros equipos.

Luego se coordinó con personal del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), así como con la Fiscalía de Quepos.

Etiquetado como: