Por: Marcela Cantero 15 enero, 2015

Con la lectura de salmos y oraciones los creyentes repararán la falta cometida hacia la basílica de los Ángeles, según la tradición de la Iglesia católica.

La ceremonia o rito de restitución es usual cuando ocurre un hecho grave, como el de este miércoles, cuando un hombre de 66 años se quitó la vida dentro del templo.

También, se realiza este rito cuando se produce una ofensa voluntaria a lugares o personas sagradas y a los signos sacramentales.

Hoy, jueves, el obispo de la diócesis de Cartago, José Francisco Ulloa, abrirá las puertas de la iglesia para la misa de las 9 a. m., comenzando con este rito que busca restaurar la paz de este lugar sagrado.

“Primero, se realizará el rito de restitución, que contempla la lectura de salmos seleccionados y oraciones especiales”, explicó el párroco de la basílica de Cartago, Francisco Arias.

“Es un rito poco habitual. En este momento (ayer, miércoles), reviso el detalle de lo que se requiere para la restitución de un templo”, explicó el sacerdote.

Arias explicó que los actos para restablecer los sitios o personas sagradas los regula el Código de Derecho Canónico, el cual norma a la Iglesia católica.

En el canon 1211, este código establece que “los lugares sagrados quedan violados cuando, con escándalo de los fieles, se cometen en ellos actos gravemente injuriosos que, a juicio del Ordinario del lugar, revisten tal gravedad y son tan contrarios a la santidad del lugar, que en ellos no se puede ejercer el culto hasta que se repare la injuria por un rito penitencial”.

Debido al cierre del templo, las misas de ayer fueron oficiadas en la capilla 3 ( 50 m al sur de la basílica). Cerca de 40 personas asistieron a las 11 a. m. El acto fue presidido por el sacerdote Eduardo Coto. | ALONSO TENORIO
Debido al cierre del templo, las misas de ayer fueron oficiadas en la capilla 3 ( 50 m al sur de la basílica). Cerca de 40 personas asistieron a las 11 a. m. El acto fue presidido por el sacerdote Eduardo Coto. | ALONSO TENORIO

Puertas cerradas. Desde las 10 a. m. de ayer, miércoles, la basílica de los Ángeles permanece cerrada, luego de que un hombre de 66 años se suicidó con un arma de fuego dentro del templo.

“Seguirá cerrada hasta mañana -hoy, jueves-, cuando la abramos para celebrar la misa de 9 a. m. y el rito de restitución”, declaró el parroco de la basílica, Francisco Arias.

"Todos los devotos pueden acompañarnos para elevar oraciones por esta persona. Bien sabemos que la misericordia de Jesús es infinita, solo Dios juzgará sus actos", agregó el sacerdote.

Profanación en templos de Guanacaste. En agosto del año pasado, el obispo de la diócesis de Tilarán-Liberia, Vittorino Girardi, presidió dos misas, donde realizó el mismo rito en los templos de Las Juntas de Abangares y Santa Cruz de Guanacaste .

En Las Juntas de Abangares, desconocidos robaron el sagrario con hostias consagradas, sin que a la fecha se tenga noticia sobre los responsables.

En la parroquia de Santa Cruz, la Policía detuvo a un hombre en el momento en que robaba dinero de las alcancías.

Dicha persona, además, dejó de cabeza la imagen del patrono del cantón, el Cristo de Esquipulas, lo cual es considerado por la Iglesia católica una profanación de objetos consagrados por los sacerdotes.