Por: Carlos Arguedas C. 7 febrero

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) pidió a los propietarios de vehículos que utilizan páginas de Internet para venderlos que tengan mucho cuidado al negociar, pues pueden ser objeto de un robo.

David Corrales Mora, jefe a.i. de la Sección de Robo de Vehículos, explicó que detectaron la existencia de una organización delictiva que opera desde La Reforma.

Esta banda usa teléfonos celulares y engaña a los oferentes para quitarles los vehículos.

Actualmente, en San José se están recibiendo cerca de tres denuncias al mes por este tipo de casos.

El año anterior agentes del OIJ allanaron una casa en La Trinidad de Moravia donde decomisaron varios carros robados.
El año anterior agentes del OIJ allanaron una casa en La Trinidad de Moravia donde decomisaron varios carros robados.

El jefe policial explicó la manera de actuar de este grupo. Primero, contactan al vendedor, para lo cual se hacen pasar por médicos, abogados o funcionarios judiciales. Luego, lo citan en algún lugar público, donde hay un importante paso de personas y vehículos.

La persona que hace el contacto siempre dice que no puede ir y que va a mandar a otra persona (un amigo o un mecánico) para que revise el carro.

En determinado momento, cuando esa tercera persona está dentro del vehículo para probarlo, aprovecha un descuido del vendedor para huir con el carro.

En otras ocasiones, dijo Corrales, se citan pero en un lugar despoblado. Ahí, mediante la utilización de armas de fuego, amenazan al vendedor y se roban el automotor.

El OIJ recomienda realizar siempre la transacción directamente con el comprador. Además, hay que reunirse en algún lugar cercano a una delegación policial y tratar de establecer la identidad verdadera del comprador antes de realizar el negocio (nombre completo, número de teléfono, cédula y dónde vive).

"Al momento de hacer el negocio lo ideal es estar siempre en poder del vehículo y no darle facilidades al delincuente para que se lo lleven", agregó el policía.

Otros métodos

David Corrales comunicó sobre esta modalidad de robo de vehículos en una conferencia de prensa este martes, en la cual detalló que los grupos dedicados al robo de vehículos también utilizan los métodos del descuido y el asalto.

Precisó que durante el 2016 se atendieron 880 denuncias por robo de carros y 440 de motocicletas en el región atendida por el OIJ de San José (cantones de San Jose, Escazú, Desamparados, Aserrí, Mora, Goicoechea, Santa Ana, Alajuelita, Coronado, Tibás, Moravia, Montes de Oca y Curridabat).

Según las estadísticas judiciales, en estos lugares han sustraído durante el año 2017 un total de 134 carros.

Corrales mencionó que la modalidad del descuido es la preferida por los hampones y la más difícil de investigar, pues es cometida de una manera muy rápida y nunca hay testigos.

Dijo que los delincuentes usan machotes de llaves, abren los autos y se los llevan sin causar ningún tipo de sospecha. Agregó que el 80% de los casos son de esta modalidad.

Los bajonazos (cuando el conductor es interceptado en carretera) representan el 15% de los casos. El jefe a.i de Robo de Vehículos mencionó que los lugares de mayor incidencia son Tibás, Moravia y Goicoechea. Los modelos preferidos son los del 90 al 2000 y los utilizan para desarmarlos y luego venderlos como repuestos.

Corrales mencionó que el año pasado también recibieron 26 denuncias por estafa, presentadas por personas que compraron carros que habían sido robados en otros países.

"Los compradores deben verificar los números de vin, de motor y otras características diferenciadoras de los vehículos. Si tienen dudas pueden consultar en alguna oficina del OIJ", concluyó.

Etiquetado como: