Policías habrían persuadido a víctima de asalto de que no denunciara al sujeto

Por: Carlos Láscarez S. 23 agosto, 2014

Alajuela. Cinco oficiales de la Fuerza Pública de Alajuela fueron detenidos ayer como sospechosos de haber permitido la fuga de un hombre que permanecía preso.

El arresto de los policías, entre ellos una mujer, se dio en la Comandancia de Alajuela, en Montecillos , según el Organismo Investigación Judicial (OIJ) y la oficina de prensa del Ministerio Público.

Los sospechosos responden a los apellidos Barrantes, León (la mujer), Arroyo y González (dos de ellos), y tienen 34, 29, 28, 21 y 23 años, respectivamente.

La Fiscalía confirmó que a los cinco oficiales se les investiga por los delitos de falsedad ideológica e incumplimiento de deberes.

El Ministerio de Seguridad Pública aseguró ayer que, de momento, no se referirá a las acciones de los oficiales pues el caso está en investigación. En la Comandancia, en Montecillos, laboraron normalmente. | FRANCISCO BARRANTES
El Ministerio de Seguridad Pública aseguró ayer que, de momento, no se referirá a las acciones de los oficiales pues el caso está en investigación. En la Comandancia, en Montecillos, laboraron normalmente. | FRANCISCO BARRANTES

Los hechos por los que se les acusa ocurrieron entre las 10:30 p. m. del jueves y las 5 a. m. de ayer, luego de que un sujeto de apellido Camacho fuera aprehendido como responsable de haber asaltado a una mujer en Villa Hermosa, Alajuela. La captura del hombre estuvo a cargo de un agente de seguridad privado, quien dio parte a la Policía.

Según el OIJ, los oficiales llegaron al lugar y trasladaron a Camacho hasta Montecillos; mientras a la ofendida le indicaron que interpusiera la denuncia en la Comandancia de Alajuela.

Una vez que los policías entregaron al supuesto asaltante, al parecer se retiraron del sitio, por lo que otro oficial llamó a la Fiscalía e informó de que tenía a un detenido.

Rápida huida. Mientras aguardaba en la sede policial, Camacho le dijo al encargado que necesitaba ir al baño, por lo que, supuestamente, lo dejó salir de la celda, momento que aprovechó el sujeto para escapar.

Minutos después, cuando la fiscala llamó para iniciar los trámites judiciales, un funcionario supuestamente le aseguró que la ofendida se había retirado pues prefirió no denunciar nada.

La fiscala decidió alertar a los oficiales del OIJ de Alajuela. Estos hablaron con el oficial que hizo la captura, así como con la ofendida y ella les dijo que fue persuadida por los policías para que no denunciara nada. En el operativo, el OIJ efectuó el decomiso de los libros de novedades para su revisión.

Los oficiales fueron trasladados hasta la Fiscalía Adjunta de Alajuela, donde anoche serían indagados tan pronto el OIJ entregara un informe completo de los hechos.